Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- El Patronato Pro Defensa del Patrimonio Natural y Cultural de Oaxaca, el Frente en Defensa del Cerro del Fortín y el pintor Francisco Toledo, advirtieron al director del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO, Kishore Rao que el Centro de Convenciones que pretende construir el gobierno de Gabino Cué dañaría aún más la coherencia paisajística, arquitectónica y cultural de la zona.

En una carta dirigida a Kishore Rao le hacen saber que el proyecto del Centro Cultural puede lesionar gravemente un sitio inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO, en diciembre de 1987: el Centro histórico de Oaxaca y zona arqueológica de Monte Albán.
Y para enfrentar la amenaza del Centro de Convenciones, vecinos y organizaciones de la sociedad civil constituimos, el pasado 17 de junio, el Frente en Defensa del Cerro del Fortín, que agrupa actualmente a 69 organizaciones civiles, sociales, profesionales y académicas.
Mencionaron que el Centro de Convenciones por su ubicación, dimensiones y diseño, tendría profundos impactos sociales, ambientales y urbanísticos, directos e indirectos.
Por ello, demandó un proyecto con una visión integral y sustentable, fincado en sólidas bases y estudios ecológicos, urbanísticos, sociales, económicos y turísticos; el cumplimiento, en fondo y forma, de las disposiciones legales vigentes, federales, estatales y municipales, así como un auténtico proceso de consulta informada con todos los afectados.
Explicaron que la obra se inició en junio pasado con la parte del estacionamiento, ignorando la suspensión ordenada por un juez federal por la solicitud de amparo interpuesta por los vecinos del proyecto.
Además que los permisos de construcción y derribo de arbolado otorgados por el municipio de Oaxaca de Juárez para el estacionamiento son ilegales, pues violan las disposiciones del Plan Parcial de Desarrollo vigente de 1997 y el Reglamento del Centro Histórico en al menos 17 artículos. El proyecto nunca ha sido presentado al cabildo para su discusión. Tampoco hubo una autorización de cambio de uso del suelo para construir el estacionamiento en un parque público.
Mientras que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) emitió una recomendación al gobierno del estado de Oaxaca para que no se ubicara en el Cerro del Fortín, pues “las estructuras arquitectónicas propuestas representan una afectación severa al paisaje cultural e histórico de la ciudad”.
Si bien el INAH carece de competencia legal para suspender la obra, por estar más allá del perímetro de monumentos históricos, su dictamen coincide con la opinión de muchos especialistas e intelectuales.
Entonces, en vista de que el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca es una zona protegida por la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972, y que el gobierno de México la ha ratificado desde 1984, solicitaron la pertinente intervención del Centro a fin de exigir a las autoridades municipales, estatales y federales que detengan las obras del CCCO.
.