Jaime GUERRERO

OAXACA (#pagina3.mx).- A un año de los terremotos del pasado mes de septiembre 2017 que devasto 41 municipios de la región del Istmo de Tehuantepec, así como de otras entidad del país, la Fundación Alfredo Harp Helú, encabezada por el empresario del mismo nombre y su esposa Isabel Grañen Porrúa, anunciaron que destinaron un total de 700 millones de pesos, a la reconstrucción en zonas afectadas del país.

De esos recursos, casi 131 millones habrían sido asignados al Estado de Oaxaca: Istmo de Tehuantepec, Región de la Mixteca y Sierra Mixe.

Harp Helú, aseguró que la administración de los recursos aplicados a este tema han sido perfectamente trasparentados ante el Sistema de Administración Tributaria (SAT), no hay evasión alguna y los intereses de las donaciones acumuladas no se comparan con lo aportado por su Fundación

Es difícil hablar de cuando concluirán los trabajos de recuperación del Istmo son proyectos a corto pero en su mayoría a largo plazo, pues se trata de edificios antiguos sobre los que recae gran parte de la historia de la comunidad, los que se vieron más afectados, y por lo tanto demandan de trabajo especializado, las viviendas en general, demandan de una arquitectura particular dijo Alfredo Harp.

No se trata de correr, hay que hacerlo bien remató Grañen Porrua.

Ayudar es sumamente difícil reconoció Grañen, debido a que todos los días se presenta alguna complicación que requiere solución.

En el Istmo a partir de este fenómeno destructor natural, una de las grandes complicaciones es el encarecimiento de la mano de obra y de los materiales, hay producción insuficiente de ladrillo, no hay suficientes albañiles y movilizar insumos materiales e insumos desde la ciudad de Oaxaca se vuelve triplemente costoso.

Cuestionados por la transparencia con que han sido reportadas estas contribuciones financieras y particularmente las donaciones que la ley establece hasta en cierto porcentaje, como libres de impuestos, Alfredo Harp estableció que los intereses que los casi 80 millones aportados por otras asociaciones y particulares que se sumaron a la Fundación Harp para ayudar tras el terremoto, no son nada.

Los intereses no se comparan, respecto a la millonaria suma aportada por su fundación, incluso se congratuló al señalar que el Sistema de Administración Tributaria (SAT) le envía felicitaciones por su trasnparente manejo financiero ante el Sistema, como ejemplo en el país, subrayó.

Harp Helú, de origen libanes, fue ubicado por la revista Forbes en su publicación de este año como uno de los 16 mexicanos más billonarios del mundo.

El artículo señala que Alfredo Harp hizo una fortuna en finanzas, comenzando con la cofinanciación de la corredora Acciones y Valores de México, conocida como Accival; tiene participación en el productor internacional de azulejos Internacional de Ceramica, y es dueño de dos equipos mexicanos de béisbol, Los Diablos y Guerreros de Oaxaca.

COMPARTIR