Diana MANZO / Corresponsal

JUCHITÁN , OAX., (pagina3.mx).- Defensores comunitarios de la localidad zapoteca de Unión Hidalgo exigieron a  la  Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales  (Semarnat) no autorizar las “Manifestaciones de Impacto Ambiental” (MIAS) de los parques eólicos “Palmita 1 y 2” promovida por Gesa Oaxaca I S. de R. L. de C. V.  filial de Siemens Gamesa, debido a que después de un análisis sistemático y profundo de especialistas  encontraron errores y omisiones.

Flor de María Fuentes Ordaz, Beatriz Velmont, Norberto Altamirano, Gabriel Sánchez Cruz, Edgar Martín Regalado entre otros profesionistas  asesorados por la organización Código DH señalaron que dentro de las MIAS encontraron  7 errores e imprecisiones, tales como la propiedad de la tierra donde no se reconoce a la comunidad de Unión Hidalgo como núcleo agrario, cuando sí lo es porque pertenece al anexo agrario del municipio de Juchitán Oaxaca.

En esta comunidad de Unión Hidalgo, ubicada en la región del Istmo de Tehuantepec, existe un parque eólico funcionando desde el 2012, propiedad de la empresa Desarrollos Eólicos Mexicanos (DEMEX) pero que según los defensores no ha dejado un solo beneficio social.

“La luz llega cara, no hay desarrollo por parte de Demex, sus turbinas se ubican a menos de 500 metros del pueblo”, ejemplificaron.

Además está en puerta otro megaproyecto, el  de la empresa Eólica de Francia con su parque  eólico “Gunaa Sicaru”, el cual se  interrumpió la primera fase de la etapa de consulta porque un juez federal ordenó detener todo debido a que la localidad fue severamente dañada en un 70 por ciento de sus viviendas por el terremoto del 7 de septiembre del año pasado  y se encuentra en la etapa de reconstrucción.

Los profesionistas  comunitarios dejaron claro  que no se oponen a los proyectos eólicos pero si rechazaron que documentos como las MIAS, que son un paso importante para aprobar un proyecto eólico, se efectúen sin aportación de conocimiento comunitario y consulta a pobladores.

Señalaron que en las MIAS  difundidas el  25 de octubre pasado se hallaron irregularidades tales como que el  municipio zapoteca de Unión Hidalgo  tiene sus derechos indígenas pero no se le reconoce como tal, por lo que es una omisión grave.

También señalaron que varios animales que existen en la comunidad no aparecen en el catálogo que propone el documento, y algo fundamental es que  se invierte la información entre un parque “Palmita 1 “ y el “Palmita 2” debido a que están ubicados en diferentes puntos.

Gabriel Sánchez Cruz y Edgar Martín Regalado lamentaron que dentro de las MIAS hayan encontrado también un “plagio” de datos obtenidos de una tesis profesional, porque en ningún momento dan crédito pero sí utilizan la información.

Ante esta queja y omisión, los defensores comunitarios acudieron el pasado 8 de noviembre ante las instancias de Semarnat, la embajada de Alemania en México y con el representante de la empresa Siemens Gamesa, Jesús Abril Medina, para informarles sobre su queja e inconformidad debido a que una vez que salen publicados se tiene 60 días como plazo para su aprobación.

Finalmente, indicaron que van a estar pendientes de la respuesta de la Semarnat en cuanto a la queja presentada a fin de que se pueda revocar o modificar dichas MIAS conforme a las observaciones presentadas.