Falsa calma en la zona chatina

Élfego Gregorio Jiménez

El pueblo chatino es uno de los 16 pueblos indígenas originarios que habitan en el estado de Oaxaca. Su territorio abarca una gran parte de la Sierra Madre Sur, desde el suroeste al noroeste del Distrito de Juquila, pasando de la región de la Costa a las zonas montañosas de la sierra; prosigue en esa dirección para incluir una porción sur occidental del distrito de Sola de Vega.

Su población se agrupa en nueve municipios y 235 localidades, aunque también se pueden encontrar municipios, que siendo mayoritariamente mixtecos, presentan población chatina. A nivel estatal los chatinos ocupan el sexto lugar en densidad poblacional, representado el 2.8% de población hablante de lengua indígena.

En el caso de Oaxaca existen 46 conflictos producto de resistencias de comunidades indígenas, principalmente mixtecos, zapotecos, mazatecos, chatinos, zoques y mixes. En la región chatina se vive una falsa calma, debido a los conflictos de tierras entre comunidades.

El más reciente, los habitantes de Santiago Yaitepec se manifiesta por el despojo de sus terrenos por parte de sus vecinos de Santa Catarina Juquila, el centro del poder político, económico y religioso de la región. Los juquilenos son acusados de despojar a los pueblos chatinos de grandes extensiones de terreno, valiéndose de su poder emitió documentos falsos alterando los puntos de colindancias, cambiando nombres a los lugares en el año de 1970.

Según la memoria colectiva de los ancianos que se encuentran en el bloqueo, en el año de 1970 Juquila obtuvo una resolución presidencial y Yaitepec en 1975 la cual no fue reconocida por la comunidad de Yaitepec y no se firmó un acto de convenio por ambas partes.

En 1989 las autoridades de Juquila decidieron abrir su carril después de haber incendiado casas y enramadas de Santiago Yaitepec, los representantes de bienes comunales interpusieron un amparo en contra de esa resolución en aquel entonces.

“Habitantes de Santa Catarina Juquila empezaron a medir y repartir terrenos en la parte en conflicto lo que ocasionó el descontento de la comunidad lo cual en una asamblea el 03 de febrero determinan bloquear la carretera que conduce a Juquila, aclarando que nadie está manipulando al pueblo, le echan la culpa a la iglesia, a grupos político o líderes y en todo eso es falso, el pueblo se hartó de tantos atropellos, Yaitepec ya despertó, todo se decide en asamblea”, narra uno de los indígenas que omite sus generales por temor a represalias.

Otros entrevistados de forma anónima señalan que tampoco están peleando el dinero del pedimento. “Estamos reclamando nuestras tierras que por derecho histórico nos corresponde. Nuestra lucha es pacífica y no buscamos la violencia contario a lo que hace Juquila, como lo hizo con el líder Tomas Cruz Lorenzo de San Juan Quiahije, Librado Peralta Síndico Municipal, y en estos días al asesor de Santiago Yaitepec. Así que responsabilizamos a Juquila de cualquier cosa que le pase a nuestros ciudadanos”, sentenció.

 

LA LUCHA CHATINA

A lo largo de los últimos 40 años, las comunidades se han dividido, desplazadas y  han corrido con muchas desgracias al registrar muchos muertos por defender sus tierras. Teotepec enfrenta un litigio con Cerro del Aire. La tensa calma hizo explosión nuevamente en 1992 porque la gente comenzó a inconformarse con su situación de vida.

En esta época el síndico de Santos Reyes Nopala privó de la libertad a los señores Jerónimo Carmona, Pedro Salina y Rodolfo Cruz, de la comunidad Cerro del Aire. El 8 de abril de 1995, entraron judiciales y soldados quitándoles sus machetes y herramientas de trabajo a los señores Eulogio Cruz, Pablo Carmona y Arturo Chávez, además de detenerlos y acusarlos de ser zapatistas.

Al mes siguiente, el cuatro de mayo, fue asesinado el señor Honorato Vásquez, agente municipal de la misma comunidad. En octubre de 1999, la empresa maderera Tachapuesa aumentó el saqueo que venía haciendo de los bosques de las comunidades La Matraca, El Aguacatal, Cerro Armadillo, Santa Lucía Teotepec, Cerro del Aire, pertenecientes al municipio de Santos Reyes Nopala, distrito de Juquila, al grado que diariamente salían entre 15 y 20 camiones cargados de trozos de madera que se concentraban en el aserradero ubicado en el paraje Cerro de Los Limones, en San Pedro Mixtepec.

El conflicto agrario que viven desde hace más de cuatro décadas Cieneguilla agencia de San Juan Quiahije con San José Ixtapan, agencia de Santa Catarina Juquila, se revivió hace unos años y dejó como saldo una persona muerta.

En Tataltepec de Valdés se vive una tensa calma entre su agencia de Santa Cruz Tepenixtlahuaca por la disputa de tierras, dejando varios muertos y diversas rencillas entre familias, del mismo modo son varias comunidades que enfrentan similar situación por la lucha de sus tierras.

 

INDÍGENAS PIDEN PAZ

Los chatinos de Santiago Yaitepec solicitan la intervención de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, ante una posible emboscada que podrían sufrir.

Lo más grave es que no se ha tomado en cuenta el derecho de los pueblos indígenas, contenido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo, de que sean ellos mismos quienes utilicen, administren y conserven los recursos naturales existentes en sus tierras. 

También piden la intervención de la Secretaria de Asuntos Indígenas, Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) ya que según ellos se han violado sus comunidades como pueblo chatino.