Jaime GUERRERO

OAXACA, (pagina3.mx).- La Comisión Especial de Seguimiento al Uso y Destino de los Recursos Presupuestales Asignados a Trabajos de Reconstrucción de la LXIV Legislatura local, reportó que después de realizar una depuración de datos, obtuvieron que el gobierno federal invirtió 335 mil 756 acciones a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) por daños parciales y totales, por un monto de tres mil 839 millones, datos que no concuerdan con lo expuesto por la Sefin, que es de poco más de siete mil millones de pesos.

Serían más de 4 mil millones de pesos de los que se desconoce el destino.

Por lo pronto, ese cuerpo colegiado del Congreso del Estado anunció que visitará las principales regiones afectadas por sismos para conocer los avances que existen en el proceso de reconstrucción por los sismos del año 2017 en de Oaxaca.

Integrantes de la Comisión Especial aprobaron el calendario de visitas: el 02 de mayo visitará los Valles Centrales; el sábado 18, la región Mixteca; en la Cuenca del Papaloapan el 25 de mayo; el 08 de junio el Istmo de Tehuantepec y el sábado 15 la región de la Costa.

En la sesión de la Comisión que preside el diputado Pavel Meléndez Cruz y es integrada por las legisladoras Gloria Sánchez López, Victoria Cruz Villar, Juana Aguilar Espinoza y Aleida Serrano Rosado, se detalló un informe sobre la aplicación de recursos federales en rubros de cultura, educación y salud, en los cuatro distritos con mayores daños, y que de acuerdo al órgano legislativo, no concuerda con el informe de la Secretaría de Finanzas del estado (Sefin).

Para la Comisión aun no hay claridad sobre la aplicación de recursos asignados para la reconstrucción durante el año 2018 y tampoco hay congruencia entre la información que manejan dependencias y la realidad en los distritos afectados.

Y es que después de realizar una depuración de datos, obtuvieron que el gobierno federal invirtió 335 mil 756 acciones a través del Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi) por daños parciales y totales, por un monto de tres mil 839 millones, datos que no concuerdan con lo expuesto por la Sefin, que es de poco más de siete mil millones de pesos.

Meléndez Cruz señaló que a 1 año 4 meses de los sismos de septiembre del 2017 que devastaron la región del Istmo de Tehuantepec, dejando 36 mil 826 viviendas con daño parcial, 26 mil 808 destruidas totalmente, y del total de establecimientos comerciales de la entidad el 25% (1 de cada 4) tuvieron algún tipo de afectación, el proceso de reconstrucción aun continua y los recursos no son suficientes.

De acuerdo con el diputado de Morena, los recursos deben de ejecutarse de acuerdo con el Plan Nacional de Reconstrucción propuesto por el presidente Andrés Manuel López Obrador, así como una partida adicional para la contratación de personal especializado para la supervisión de obra patrimonial.

Los municipios en donde se presentó el mayor número de viviendas afectadas fueron la Heroica Ciudad de Juchitán de Zaragoza con 14 mil 918, Santo Domingo Tehuantepec 4 mil 324 y Ciudad Ixtepec 4 mil 062.

En cuanto a los daños a la infraestructura educativa, también sufrió graves afectaciones, con aproximadamente 3 mil 500 escuelas con algún tipo de daño, de las cuales 26 sufrieron pérdida total.

Meléndez Cruz destacó que el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable del estado de Oaxaca señaló en su pasada comparecencia ante la LXIII Legislatura, que se han destinado 4 mil 443.4 millones de pesos para la reconstrucción provenientes de diversas fuentes de financiamiento.

De esos recursos 3 mil 799 millones fueron del Fonden y 1 mil millones del Gobierno del Estado. 

Además de los daños en vivienda, 134 unidades médicas y hospitales tuvieron importantes afectaciones: 97 centros de salud, 20 hospitales y 17 unidades administrativas, de los cuales, solo 21 se han concluido, 5 están en proceso de construcción y 31 por iniciar trabajos, mientras que 77 inmuebles no cuentan con fuente de financiamiento.

Respecto a los inmuebles culturales, 587 sufrieron daños que requerirán 1 mil 500 millones para su restauración. 712 escuelas están en trabajos de reconstrucción y 856 no tienen oficio de autorización ni fuente de financiamiento.

Respecto a los recursos del Fondo para la Atención de Emergencias, FONDEN, señaló que existen un sinfín de carencias en términos de la transparencia y fiscalización.

Además, hay programas sociales, que han sido observados por la Auditoría Superior de la Federación, en el que se señala que tras cinco auditorías a los procesos de reconstrucción y rehabilitación derivadas de los sismos y fenómenos meteorológicos de 2017, se detectaron diversas anomalías.