Defensoría y Documenta observan condición de pacientes de hospital psiquiátrico Cruz del Sur

*Realizan diagnóstico de panorama de salud mental en México.

Defensoría y Documenta observan condición de pacientes de hospital psiquiátrico Cruz del Sur pagina 3

La Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca realizó un trabajo de observancia y acompañamiento a la organización de la sociedad civil “Documenta, Análisis y Acción Para la Justicia Social”, al interior del hospital psiquiátrico Cruz del Sur perteneciente a los Servicios de Salud de Oaxaca.

Lo anterior, debido a que la asociación efectúa en todo el país un diagnóstico sobre el panorama de la salud mental, que busca hacer visible la situación de derechos humanos prevalece en centros que ofrecen servicios de salud mental.

El hospital psiquiátrico es el único de carácter público en todo el estado que brinda atención mental a pacientes de diferentes edades, así como consultas y hospitalización, ante lo cual la Defensoría intervino como órgano garante en el marco de la visita efectuada por personal de “Documenta”.

La organización de la sociedad civil tiene entre sus líneas de acción la investigación como herramienta para incidir en la construcción de un sistema de justicia incluyente y respetuoso de los derechos humanos de las personas con discapacidad psicosocial, así como de quienes se encuentran privadas de su libertad.

En ese contexto, solicitó el acompañamiento de la DDHPO para efectuar una visita al hospital psiquiátrico Cruz del Sur, durante la cual se realizó un recorrido por las instalaciones, además de constatar la atención que reciben los pacientes.

Así también, personal del área de Atención a Víctimas de la Defensoría efectuó entrevistas con servidores públicos que laboran en el citado hospital, esto para documentar las actividades del nosocomio que en septiembre de este año cumplirá 56 años desde su apertura.

De acuerdo con los tratados internacionales y las leyes vigentes en materia de derechos humanos, los hospitales psiquiátricos deben garantizar a los pacientes condiciones de vida digna, atención médica adecuada, manejo confidencial de sus expedientes y programas de rehabilitación psicosocial que los ayuden a reincorporarse a su medio familiar y social.

Y es que el respeto a los derechos humanos en hospitales dedicados a la atención mental es la mejor garantía de su seguridad, convivencia armónica en su interior y en consecuencia, de mayores beneficios en su tratamiento.