Fortalece DDHPO vínculos con autoridades municipales a favor de los Derechos Humanos

OAXACA.- El defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Bernardo Rodríguez Alamilla firmó un convenio de colaboración con el presidente municipal de Asunción Ixtaltepec, Óscar Toral Ríos, en el marco de una estrategia integral de trabajo coordinado con ayuntamientos de Oaxaca.

El titular del organismo autónomo, puntualizó que las autoridades municipales son las más cercanas a la población y también son las que registran el mayor número de quejas ante la Defensoría, de acuerdo a las estadísticas de la institución.

Por lo que consideró fundamental la firma del convenio que tiene como fin generar un marco de cooperación entre el ayuntamiento local y la Defensoría, a fin de trabajar de manera conjunta para promover, hacer respetar, proteger y garantizar los derechos humanos en el municipio de Santiago Ixtaltepec.

Lo anterior, como parte de una estrategia integral de este órgano autónomo para generar vínculos de cooperación y trabajo con autoridades municipales de la región del Istmo y de toda la entidad.

“Los derechos humanos son un asunto de todas las personas que habitan en el municipio. Los gobiernos municipales, en sus acciones cotidianas inciden de diversas maneras sobre los derechos humanos de las personas que habitan en la localidad”, sostuvo.

Al respecto, el edil de Ixtaltepec, Óscar Toral refrendó el interés de la autoridad municipal por garantizar los derechos humanos de sus gobernados y redoblar esfuerzos en la materia.

Así también, afirmó que el ayuntamiento mantiene una estrecha relación con la sociedad, lo que será reforzado con el acuerdo signado con la Defensoría.

Rodríguez Alamilla resaltó que en este momento de la vida nacional, las transformaciones son ineludibles a fin de construir una sociedad democrática e incluyente, de modo que los gobiernos actúen siguiendo la voz de los gobernados.

“Un factor que hace más urgente este cambio de estructuras es el remanente de los sismos de 2017 y 2018, cuyos graves daños aún siguen afectado a los pobladores de esta región del Istmo, y a los de Ixtaltepec en particular, aquí estuvimos entonces y aquí estamos de nuevo, para preguntarles a ustedes directamente qué sigue pendiente a causa de esos sucesos, y para ofrecerles el apoyo de nuestra institución defensora para que los pendientes en ese sentido puedan ser solventados”, dijo.

Y convocó a las autoridades a integrarse al proceso en pro del fundamento de una cultura de paz, con el objetivo de que prevalezca una convivencia armónica, sin discriminación ni violencia.

“Oaxaca merece una existencia que priorice el diálogo y la convivencia pacífica. Conocernos es comprendernos, comprendernos es otorgarnos herramientas para convivir en armonía” concluyó, el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca Bernardo Rodríguez Alamilla.