Piden a CIDH medidas cautelares para dos policías comunitarias presas en Guerrero

Organizaciones sociales exigen la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en el caso de dos policías comunitarios de Guerrero, detenidos desde 2015 y acusados de robo y secuestro. Piden seguridad tras amenazas y atención por la bebé de Adelaida Hernández, quien vive con ella en el penal

Adelaida Hernández Nava y Eliseo Villar se encuentran presos en el penal de Chilpancingo desde el año 2015, acusados de robo calificado y secuestro.

Sin embargo, organizaciones solidarias afirman que las detenciones se realizaron por militares, policía estatal y federal de manera ilegal, pues tanto Adelaida como Eliseo se encontraban en sus funciones de Policía Comunitaria, la cual está amparada por la ley 701 del Estado de Guerrero.

Por ese motivo, la Red Solidaria Década contra la Impunidad y la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA) solicitaron en días pasados medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para exigir su liberación.

De acuerdo con María Magdalena López Paulino, secretaria ejecutiva de Red Solidaria, “con estas medidas esperamos que la CIDH le pida al gobierno mexicano la libertad inmediata de Adelaida y Eliseo, que son presos políticos, que Adelaida —presa en el área de visitas del sector masculino del penal de Chilpancingo— no sea enviada al área de mujeres donde ha sufrido amenazas; que se garantice la integridad física y sicológica de Adelaida y Eliseo, a quienes además el gobierno mexicano no les aplicó el protocolo de Estambul para probar las torturas que sufrieron en su detención”, explicó López Paulino en entrevista con Pie de Página.

Como parte del proceso ante la CIDH, una vez recibida la petición, este organismo internacional solicitará su postura al Estado Mexicano y después de ello emitirá una resolución.

El lunes 1 de julio una comisión encabezada Fray Julián Cruzalta, la Red Solidaria y CNPA, acudió al penal de Chilpancingo. “Vimos el acoso que han sufrido. El objetivo de esta misión fue exigirle al estado de Guerrero la libertad inmediata de ellos, porque ellos no cometieron delitos”. Ese día Adelaida y Eliseo nombraron a la Red Solidaria y a CNPA como sus representantes legales para continuar con el proceso penal en su contra.

Hay cuatro expedientes abiertos en contra de los policías comunitarios Adelaida Hernández Nava y Eliseo Villar Castillo:

Primero, el expediente 54/2015-I, radicado en el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Altamirano, con residencia en San Luis Acatlán, Guerrero, por los delitos de Robo Calificado y Lesiones en agravio de Braulio Pimentel Antúnez; segundo, el expediente 58/2015-I, radicado en el Juzgado de Primera Instancia Materia Penal, del Distrito de Abasolo, con residencia en Ometepec, Guerrero, por el delito de Privación de la Libertad, en agravio de Jorge Mendoza Noyola (a la policía comunitaria Adelaida Hernández Nava, se le concedió la semana pasada por este delito, la libertad anticipada); tercero el expediente 12/2015-II, radicado en el Juzgado de Primera Instancia Materia Penal del Distrito de Abasolo, con residencia en Ometepec, Guerrero, por el delito de Privación de la Libertad en agravio de David Bracamontes Chona; cuarto, el expediente 53/2015-2, radicado en el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Altamirano, con residencia en San Luis Acatlán, Guerrero, por los probables delitos de Robo Calificado y Privación de la Libertad, en agravio de Darío Manzo Gatica.

Además, Eliseo Villar enfrenta otro proceso con el expediente 128/2014-2, radicado en el Juzgado Mixto de Primera Instancia del Distrito Judicial de Altamirano, con residencia en San Luis Acatlán, Guerrero, por el delito de Privación de la Libertad en agravio de Fernando López Martínez y Francisco López Peña. (Se dictó Auto de Libertad en el término constitucional, pero el MP, interpuso el Recurso de Apelación, el cual está por resolverse en la Cuarta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del Estado, es la Toca Penal: XI-362/2016.

Una preocupación de Adelaida, Eliseo y las organizaciones que los acompañan es el estado y la situación que espera a la hija de Adelaida y Eliseo, una pequeña de tres años de edad que vive con ella en el Cereso de Chilpancingo. En pocos meses, explicó López Paulino, la niña será sacada del Cereso.

“Es importante sensibilizar que Adelaida era una mujer coordinadora de la CRAC-PC y que está recluida en el Cereso de Chilpancingo, con su niña de 3 años. ¿Qué va a pasar con la niña si la separan de su madre? No hay familiares fuera de prisión que puedan hacerse cargo de ella, pues Eliseo está detenido y los abuelos no están en condiciones de cuidarla”.

De acuerdo com el recuento hecho por la Red Solidaria, Adelaida fue detenida sin orden de detención el 30 de abril de 2015 por militares y policías federales, cuando llegó al lugar donde las fuerzas federales emboscaron a sus compañeros en San Juan de los Llanos, Municipio de Igualapa, ejecutando extrajudicialmente a 6 policías de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (Crac- Pc) – Modesto Alberto Sánchez Cruz, Pascual Mier Bautista, Bertín Villanueva Verónica, Erick Manuel Paniagua Bernal, Antonio Martínez Hernández y Fulgencio Baltazar Santiago Suáste gui. Estas ejecuciones se mantienen en total impunidad. Ella llegó a apoyar a los compañeros atacados. Estuvo presa en el penal de Acapulco y fue trasladada a Chilpancingo por amenazas, sin embargo también ha sido amenazada en este penal de Chilpancingo.

Eliseo fue detenido en el mismo lugar, el mismo día. Después de haber sido desaparecido por autoridades —y torturado—, pues no informaron sobre su situación y ubicación, lo llevaron al penal federal de Perote, Veracruz. En mayo de 2015 fue liberado y detenido de nueva cuenta e ingresado al penal de Acapulco, posteriormente a Chilpancingo.

 

 

#AlianzadeMedios | Por Daniela Rea de Pie de Página

 

pagina3.mx