Aprueban financiamiento y refinanciamiento a murat pagina 3
Foto tomada de Oaxaca Político.
Texto: Jaime Guerrero.
Foto: Oaxaca Político.

El titular de la Secretaría de Finanzas (Sefin), Vicente Mendoza Téllez Girón, afirmó que el refinanciamiento de la deuda pública de Oaxaca permitirá acomodar mejor la tabla de amortizaciones y pagos y, al invitar más bancos, se podrán liberar 900 millones de pesos para ordenar mejor las finanzas y destinar más recursos a obras de infraestructura.

De acuerdo con el tesorero del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, con el financiamiento de 3 mil 500 millones de pesos y la reestructura de 13 mil 101 millones 902 mil 508.56 pesos, la deuda pública de Oaxaca subirá a 16 mil 800 millones de pesos al final de la administración.

El pasado 18 de septiembre, Murat Hinojosa pidió al Poder Legislativo autorizarle la contratación de 3 mil 500 millones de pesos en deuda pública para inversiones públicas productivas y el refinanciamiento de la actual deuda pública a largo plazo que asciende a 13 mil 101 millones 902 mil 508.56 pesos.

Al justificar la solicitud de un nuevo financiamiento y el refinanciamiento de la deuda pública, dijo que la administración de Murat Hinojosa heredó pasivos (de la administración de Gabino Cué Monteagudo) por 4 mil 140 millones de adeudos a proveedores.

Asimismo, se hizo frente a los adeudos a través de la reestructura de estos y, una vez que se presentaron los sismos del 2017, obligó al Estado con la presión presupuestal de más de mil millones de pesos a contratar créditos bancarios a corto plazo, los cuales ascendieron a 3 mil 500 millones de pesos para hacer frente a los sismos y adeudos heredados por Cué Monteagudo.

De esos 3 mil 500 millones de pesos en adeudos a bancos, ya se pagó la mayor parte. El saldo reportado en la cuenta púbica del segundo trimestre del 2019 es de 1 mil 700 millones de pesos.

Mendoza Téllez Girón aseguró que su estrategia es dejar totalmente en ceros la deuda a corto plazo antes de que culmine la administración de Murat Hinojosa, en cumplimiento a la Ley de Disciplina Financiera.

Sostuvo que en la propuesta enviada a la LXIV Legislatura, dado el entorno económico por el que transita la economía global, entre ellas, la de China, Europa y los países emergentes, los cuales serán afectados por desaceleraciones económicas, Oaxaca aún tiene las condiciones financieras estables de certidumbre para ir al mercado y solicitar un financiamiento de largo plazo por 3 mil 500 millones de pesos, para proyectos de infraestructura.

No será como en el pasado, que se solicitaba al Congreso y nadie sabia para qué se ocupaba”, apuntó.

Explicó, como lo planteó en la propuesta formal ante la LXIV Legislatura, que todos los recursos tienen “nombre y apellido” en la solicitud presentada al Congreso, para proyectos de obra de agua potable, mercados, energía eléctrica, centros deportivos, caminos, techumbres, limpieza de los ríos Atoyac y Salado, las ramales del Libramiento Sur, entre otros, porque así lo pide la Ley de Disciplina Financiera.

Además, los proyectos carecen de fuentes de financiamiento y serán culminados antes del 2021: no se hará como anteriores administraciones.

En el caso del refinanciamiento, explicó que en la administración pasada sólo participaba Banobras en fondos específicos, pero ahora se busca liberar 900 millones para los 10 años venideros, dejando finanzas sólidas y dinero en la caja, lo que no sucedió en la gestión de Cué Monteagudo.

Aprobado el financiamiento y refinanciamiento, apuntó que la deuda pública a largo plazo de Oaxaca, subiría a 16 mil 800 millones de pesos.

Destacó que una vez descontando el pago de Ciudad Judicial, y la optimización de la deuda a largo plazo, el financiamiento adicional de 3 mil 500 millones sólo representa mil 864 millones de pesos.

Afirmó que la administración de Murat Hinojosa tomó la deuda de largo plazo en 15 mil millones y la estaría dejando en 16 mil 800 millones, no obstante, sostuvo que los mil 864 millones, representan 13 por ciento de crecimiento comparado con la administración de Cué Monteagudo, tienen nombre y apellidos y no son obras opacas, obras viables con impacto directo a la gente.

En tanto, destacó que el Gobierno del Estado liquidó un adeudo de más de 387 millones de pesos que tenía del Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) de Ciudad Judicial “Porfirio Díaz Soldado de la Patria”, por lo que el conjunto de oficinas ya es patrimonio estatal.

Recordó que en el 2008, en la administración del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz, se estableció un esquema de contrato de prestación de servicios a largo plazo para la implementación del proyecto para prestación de servicios (PPS) en la construcción del complejo gubernamental de Ciudad Judicial y el pago anual por el inmueble era de alrededor de 387 millones de pesos.

Destacó que se tomó la decisión porque ya no había necesidad de continuar la relación con la empresa que tenía el proyecto, Marhnos, que hizo en su momento esta fórmula financiera.

El contrato para la edificación del complejo de Ciudad Judicial, que se ubica en Reyes Mantecón, se firmó el 3 de enero de 2008 durante el gobierno de Ulises Ruiz Ortiz para la construcción de once edificios con un costo total de mil 588 millones 914 mil 116 pesos con 53 centavos, aunque el Gobierno del Estado, durante estos últimos once años, ha pagado poco más de tres veces esa cantidad.

Lo extraño es que la empresa Marhnos fue constituida el 21 de diciembre de 2007, es decir, dos meses antes de signar el contrato con el gobierno de Ruiz Ortiz.

Cabe recordar que el año pasado, Murat Hinojosa solicitó a la LXIV Legislatura autorizar la prorrogar la vigencia del contrato de prestación de servicios a largo plazo (15 años más, a partir de 2019) para el diseño, la creación de infraestructura, equipamiento y mantenimiento para la disponibilidad del complejo gubernamental de Ciudad Judicial, dejando sin efecto la vigencia establecida en el contrato, aunque ahora se optó por la liquidación total del adeudo.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA