Texto: Jaime Guerrero.

El recorte a prerrogativas de partidos políticos que plantea la reforma electoral en discusión en San Lázaro abriría la puerta a recursos provenientes de actividades ilícitas, entre estos de la delincuencia organizada, señaló el presidente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Raymundo Carmona Laredo.

Esto implica que todo mundo pueda meter mano a las campañas electorales a pesar de que ya lo han metido, se han visto plagadas muchas candidaturas por el crimen organizado, pero esto abre más la puerta todavía, no sólo al crimen organizado sino a las conveniencias de las economías en este país para que se puedan inmiscuir de manera flagrante y directa para hacer ganar a un candidato y eso implica garantizar la estancia de la economía brutal que ha destrozado a México”, señaló.

En San Lázaro, la bancada del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), propuso una reforma político-electoral, para recortar al 50 por ciento las prerrogativas a partidos y de establecer un plazo de 60 días naturales para que el Congreso de la Unión y legislaturas locales ajusten las leyes que haya a lugar.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, se ha pronunciado por una reducción del 20 por ciento al financiamiento de los partidos políticos al señalar que es más racional que una del 50 por ciento. El árbitro electoral incluso ha considerado que la reducción puede realizarse de manera paulatina sin que afecte la operación de los institutos políticos, toda vez que, advirtió, pueden buscar a otro tipo de financiamiento.

Por lo pronto, el líder del PRD en Oaxaca dijo que otra posible consecuencia del recorte a las prerrogativas de los partidos políticos es tener un partido hegemónico, es decir, dominante, que eche mano de los recursos públicos para fines electorales y clientelares.

Sin duda el gobierno quiere utilizar este round electoral para convertirse en un solo contrincante sin tener el round de sombra. Eso me parece grave porque estamos en un estado democrático entre comillas en un gobierno de izquierda, que me parece más de derecha que de izquierda, y eso demuestra que lo que quieren es seguir manejando este país para perpetuarse en el poder. Lo más fácil es quitarles dinero a los partidos para que no puedan hacer campañas

Bajo esa perspectiva, señaló que lo que se vislumbra es un retroceso electoral para colocarse en un contexto de los años 80 cuando el PRI era el partido hegemónico.

Carmona Laredo indicó que la solución para evitar un gasto innecesario no es la disminución de las prerrogativas sino una mayor vigilancia y control a través de fiscalizaciones estrictas.

No es tanto que se baje o no se baje, simplemente si te dan un peso, tienen que ser fiscalizado”, dijo.