Sicilia y otros líderes de la marcha por la paz se niegan a entrar a Palacio Nacional

“No tenemos nada que hablar con el gabinete de seguridad”, expresó el poeta y activista Javier Sicilia en el cierre de la marcha por la paz que encabezó con integrantes de la familia LeBarón, víctima de la violencia a principios de noviembre.

De última hora, los dirigentes decidieron no entrevistarse con funcionarios del gabinete de seguridad en Palacio Nacional, pues consideraron que la negativa del presidente Andrés Manuel López Obrador a recibirlos demuestra la falta de compromiso para afrontar la violencia y la inseguridad crecientes, que constituyen “el drama del país”.

“Redujeron el asunto a una política de balas, en lugar de una política de Estado. No vamos a entrar”, añadió.

Una comisión entregó en Palacio Nacional una serie de documentos, entre ellos, una propuesta de política de justicia transicional elaborada en conjunto con las víctimas de desapariciones, homicidios y desplazados.

Sicilia consideró que el problema de la violencia y la inseguridad ha sido soslayado por López Obrador.

En el Zócalo hubo un enfrentamiento cuando simpatizantes de López Obrador gritaron improperios a los manifestantes.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA