brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Lalo Rojas y “ruinas” del PRI: El Pelón Ilescas cargó hasta con el perico
Por Ma. de los Ángeles Nivón
03 de junio, 2020
Comparte
PRIMERA LÍNEA | MARÍA DE LOS ÁNGELES NIVÓN

Sin lugar a dudas el enorme reto que hoy tiene enfrente el otrora partidazo, el Revolucionario Institucional, es renovarse o morir y en Oaxaca el reto es mayúsculo.

Qué tiempos aquellos cuando quien asumía la dirigencia del PRI tenía mayor fuerza y poder que un Secretario General de Gobierno. Hoy, todo eso se acabó. 

Sin liderazgos, con una plataforma desmantelada, con sectores que se convirtieron en membretes, herencia del peor presidente que ha tenido en la entidad el tricolor, Jorge González Ilescas, el nuevo líder estatal Eduardo Rojas Zavaleta no sabe si reír o llorar.

¿Qué hizo El Pelón Ilescas con las prerrogativas que recibía del IEEPCO mensualmente?

Al PRI le suministran de forma mensual $2,557,872.70 pesos por gasto ordinario, más $76,166.05 pesos por actividades específicas, de los cuales por una multa les descontaban el 25% de esos recursos que más o menos ascendían a $639,468.00 pesos pero que tenemos entendido ya terminaron de pagarla.

Aun así con todo y multa que les descontaba de forma mensual el órgano electoral, les quedaba una muy buena lana, una parte se va en nómina, y a los sectores prácticamente no les apoyaba, la queja siempre fue que los tenía abandonados, que todo el tiempo andaban las y los dirigentes de los mismos lloriqueándole al Ilescas González para que al menos les ayudara a pagar la renta y la luz.

En los estados de cuenta del PRI en Oaxaca quedó una módica cantidad de $0.46 centavos, es decir, no dejó ni para el agua, se llevó todo, los dejó en bancarrota, y si los nuevos dirigentes Lalo Rojas y Amairani Morales pensaron que con el cargo los premiaron, pues creo que más bien, en estos nuevos tiempos de pandemia, los castigaron. 

El PRI es un cascarón

Lalo Rojas tiene que empezar de cero, ese es el enorme reto que tiene enfrente, cómo reconstruir un partido que le dejaron en ruinas, aunque finanzas del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca apenas ayer 2 de junio les suministró los recursos de mayo, de los cuales tendrá que pagar la nómina de las y los trabajadores puesto que hasta eso, Jorge González Ilescas se fue y dejó bailando a empleados. 

¡Qué cosas!

Y a pesar del aplazamiento del proceso electoral que votaran este martes las y los diputados de la 64 Legislatura del Estado, el cual arrancará en diciembre, aun así, las elecciones intermedias están a la vuelta de la esquina, va a ser imposible que en tan corto tiempo puedan rescatar los liderazgos locales que dejaron abandonados en los 25 distritos electorales.

Una verdadera desgracia para los nuevos dirigentes priistas, que les tocó bailar con la más fea, mientras González Ilescas se fue fresco como una lechuga con el mayor de los cinismos.

Con ese escenario adverso, el PRI, al menos en estas elecciones intermedias, no podrá hacerle contrapeso a Morena y miren que los morenos también tienen lo suyo, están más que fracturados, mentira que vayan unidos, y de eso el propio senador Salomón Jara Cruz se ha encargado de dejar heridas abiertas en su obsesión por ser candidato a la gubernatura de Oaxaca.

Desafortunadamente ninguno de los partidos de oposición como el PRI, PAN, PRD han sabido aprovechar esos huecos que tiene Morena, que se apresta a conservar la primera fuerza en la entidad en el 2021 y quizás en el 2022 con la gubernatura con todas sus salvajadas, al menos que ocurra “el milagro oaxaqueño”.

Ahora bien. También hay que decirlo.

Pareciera que al gobernador Alejandro Murat Hinojosa no le importa lo que ocurra con el PRI en Oaxaca, su partido, el que lo llevó al poder, lo tiene literalmente abandonado, al menos esa es la queja recurrente de priistas, quizás porque en los últimos dos años de su gobierno estará ocupado en lograr una transición pactada.

Sabedor de que por más esfuerzos que haga en levantar al tricolor, será muy complicado -por los tiempos tan cortos- ganarle a Morena y aquí vendrá lo interesante de la transición, él o la candidata morenista que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, palomee, que ya empezó a dar algunos visos y si se afianza, la transición podría darse sin mayores sobresaltos.

No es fortuita la relación afectuosa entre López Obrador y Murat Hinojosa, es al estado que más ha visitado, cada uno sabe su juego, en política es así, por eso los llamados “chairos” no deberían hacer bilis, porque se pueden llevar una desagradable sorpresa.

Por lo pronto, al PRI lo dejaron en ruinas en Oaxaca, así que Lalo Rojas tendrá que poner toda su imaginación y creatividad para rescatarlo, menudo paquete agarró, el problema es que el tiempo, en este momento, no es su mejor aliado.

¡Pobre PRI!

INSABI ENVÍA 50 MÉDICOS Y ENFERMERAS A OAXACA

Hablando de las alianzas y afectos entre el gobernador Alejandro Murat Hinojosa y el presidente Andrés Manuel López Obrador, ante las terribles cifras que tenemos en Oaxaca por el Covid-19 que hasta anoche iban 168 muertos y mil 623 casos positivos, habían 188 hospitalizados, ya no hay camas, el INSABI mandó un segundo bloque de 50 médicos y enfermeras para hacer frente a la pandemia, con ello suman 200, hospedados en hotel del Grupo Posadas.

El personal médico que arribó a la entidad se concentró en el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño a cargo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), empezarán a atender a pacientes infectados de Covid-19 a partir de esta misma semana, quienes ya reciben la capacitación en ese mismo nosocomio.

Junto con el personal médico también el gobierno de Andrés Manuel López Obrador envió 40 ventiladores más, los cuales, una parte ya fue enviadoa a los hospitales de Tamazulapam Mixes, Huajuapan de León, Pochutla y Tuxtepec, así como al ISSSTE, este último nosocomio es el que menos equipo tiene para atender a sus derechohabientes infectados. 

El INSABI también envió 60 camas para poder apoyar la apertura de nuevos espacios, puesto que ampliará la capacidad instalada en el Hospital de la Mujer y el Niño Oaxaqueño, que formalmente está estimado para 120 camas, y lo opera la Sedena con un área de cuidados intensivos que tiene 25 camas habilitadas. 

INSABI México es el segundo bloque de personal médico que envía a Oaxaca, era lo que más necesitaban los nosocomios, les faltaba personal capacitado, hoy suman 200 profesionales de la salud enviados por el Gobierno de López Obrador con apoyos en enfermería, médicos, generales, especialistas, ese era el dolor de cabeza, pero de acuerdo con fuentes oficiales, ya se solucionó.

Sobre la tardanza en la apertura del hospital regional de Juchitán, nos comentan que hace falta que llegue un aparato para poder dar el banderazo, porque el agua que era un problema ya se solucionó, y también será operado por los militares. El nosocomio se estima contará con 60 camas, de las cuales 25 serán para cuidados intensivos y se coordinarán con el Gobierno del Estado. 

Hoy que la pandemia está disparada en Oaxaca, donde los hospitales están llenos, es un respiro que esta ayuda haya llegado, lo único adverso que tenemos es que la gente sigue sin creer en el virus y andan en la calle como si nada, por eso también se han tenido tantos contagios, y a ello súmenle las noticias falsas que han circulado a través de audios, que impactan de manera negativa en la ciudadanía.

Por tanto, en Oaxaca no debe bajarse la guardia, estamos en alerta máxima, es imprescindible seguir con las medidas sanitarias para toda la población, y quienes por necesidades económicas tienen que salir a trabajar y a buscar el sustento, deben redoblar la protección, es por el bien de todos, porque el Covid-19 no perdona.

CORREO: nivoni66@gmail.com  

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: Maria Nivon Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX

Comparte