ComunicadosPrimer domingo de adviento

Primer domingo de adviento

-

Por la Gracia de Dios estamos iniciando un nuevo año en la Iglesia. Un nuevo Año Litúrgico. Hoy es el primer domingo del Adviento. Durante cuatro domingos estaremos preparándonos interiormente, espiritualmente para conmemorar el Nacimiento de Nuestro Salvador.

Aprovechemos muy bien estas semanas para que, realmente, nosotros abramos nuestro corazón y la Obra de Dios, que es Obra Salvadora, se realice en cada uno de nosotros.

El Evangelio que acabamos de escuchar nos habla de la segunda venida de Nuestro Señor. De la segunda venida y nos invita a estar preparados, a estar alertas para tener ese encuentro con Él y que sea un encuentro feliz, porque va a ser un encuentro para vivir con Él en la eternidad, en la eternidad.

Vendrá el Señor con gran poder y majestad. Creo que, ahí, nosotros tenemos que mirar que, cuando dejemos este mundo, vamos a ir al encuentro con Nuestro Señor. Él nos va a llevar con Él pero, ojalá tú y yo estemos trabajando para vivir en la eternidad con Él, porque depende de nosotros ganarnos esa eternidad con Dios, depende de nosotros.

Dios ya hizo lo que tenía qué hacer para salvarnos. Usted y yo sabemos lo que hizo Nuestro Señor Jesucristo para salvarnos y lo aprendimos desde niños, murió en la cruz, dio su vida por nosotros, derramó su sangre por nosotros y, ahí, en la cruz, Dios nos perdonó todos nuestros pecados, todos nuestros pecados pero es necesario que nosotros, a lo largo de la vida, tengamos ese dolor de haber ofendido a Dios cuando analicemos nuestros comportamientos.

No solamente contemplemos al Dios, que está lleno de Misericordia y que me perdona, contemplémonos en nuestro interior si realmente nos duele haber pecado, si realmente queremos una reconciliación con Dios, si realmente estoy arrepentido de mi error que cometí y de ser sincero en la petición de perdón, que salga desde aquí, desde mi interior y que demuestre a Dios que, realmente, yo me voy convirtiendo, voy enderezando mis pasos y voy esforzándome cada día para ser mejor.

No dejaré de ser pecador, no dejaré de ser una persona débil y frágil, pero una cosa es ser débil y frágil y otra cosa es querer ofender a Dios, querer apartarnos de Su Gracia. Eso es muy distinto, es muy distinto que yo me equivoque por mi fragilidad humana, es porque tengo defectos, tengo miserias. Pero si yo me equivoco con toda mi voluntad, con toda mi conciencia, sabiendo que ofendo a Dios y digo: “no importa que ofenda a Dios, esto lo voy a hacer”… ahí hay maldad, ahí sí hay maldad porque yo decidí hacer la maldad, conscientemente, libre y voluntariamente, por eso aprendimos que para cometer una falta grave se necesita que la materia sea grave, que yo tenga voluntad de hacer eso y que sea libre, que nada ni nadie me esté presionando para cometer esos errores.

Por eso, para ofender a Dios, se necesita realmente que tengamos un mal corazón, un mal corazón, porque no lo puedo entender de otra forma, un mal corazón.

Vamos a tener el encuentro con Dios, no nos vamos a escapar de ese encuentro. Todos tendremos nuestro encuentro personal y tendremos el juicio universal y Dios nos va a analizar acerca de lo que hicimos en la vida. Yo les he dicho en varias ocasiones: gánate todos los días y en todo momento esa expresión de Dios que te diga, cuando te encuentres con Él: ven, bendito de Mi Padre… Ven, bendito de Mi Padre… que ninguno de nosotros nos ganemos: Id, maldito, al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles. No es para ti, el infierno no es para ti, es para el diablo y sus ángeles, así lo dijo Nuestro Señor.

Tú eres un servidor de Dios. Sé siempre un servidor de Dios, donde quiera que te encuentres, en la labor que desempeñes. El día que nosotros tomemos conciencia de que somos servidores de Dios, haremos las cosas lo mejor que nos sea posible pero, cuando perdemos de vista que somos servidores de Dios, no nos importa hacer tantas y tantas cosas y, a veces, desórdenes, irresponsabilidades, maldades, porque no nos importa servir a Dios.

Hoy, el Señor nos recuerda que vendrá por segunda vez. Ojalá y este tiempo de Adviento también nos ayude a nosotros a pensar que tenemos que trabajar para tener un encuentro muy feliz con Dios, cuando Él nos llame pero, también, la Liturgia nos invita a prepararnos para conmemorar el Nacimiento de Nuestro Señor.

Él viene a nosotros y quiere encontrar en nosotros un pesebre donde nacer, un lugar digno, un lugar digno. Pues hay que buscar que ese lugar sea digno, hazlo digno, que tu corazón sea digno. No te cierres a la Gracia, no te cierres a la Bendición Divina. Prepárate para que, en esta vivencia de Navidad, tú tengas ese momento de bendición y de Gracia.

Espero que todos ustedes vivan este tiempo de Adviento en esa reflexión interior, buscando encontrarse con Dios, buscando encontrarse con ustedes mismos y ser sinceros al entrar en su interior y ponerse frente a Dios y decirle: ven, Señor Jesús, ven a mí, purifícame, libérame de todo lo que no es Gracia y Salvación en mi persona. Libera lo que no es Gracia y Salvación en mi familia, en mi trabajo, en todas las acciones que realizo y, Dios, hará Su Obra, porque tú te dispones a que haya esa Obra de Dios en tu persona.

Quiero aprovechar también este domingo porque yo tengo una gran preocupación, una gran preocupación. Me preocupa mucho lo que está pasando en nuestra Arquidiócesis. Me duele mucho que mis hermanos católicos estén siendo engañados y hayamos permitido que lleguen aquí lo que dice Nuestro Señor, lobos vestidos de ovejas, lobos vestidos de ovejas que no les importa el rebaño y, por eso, quiero comentarles y leerles esto, este comunicado que acabo de sacar porque me da mucho dolor y mucha preocupación la presencia de un supuesto obispo en nuestra tierra de Oaxaca, obispo que nuestro Papa Francisco no envió aquí, obispo que el Papa Francisco nunca lo nombró para que fuera obispo, nunca, NUNCA y está engañando a nuestro pueblo y siento el deber, como su Obispo, de que no se dejen engañar.

Si usted todavía no conoce mi cara, pues me voy a destapar. Este es el Obispo que el Papa Francisco envió a la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca y yo llegué aquí, con ustedes, el 25 de abril de 2018 para ser su Arzobispo. Tengo un documento en mi casa que presenté el día 25 de abril aquí, en esta Iglesia Catedral y en el Auditorio Guelaguetza, donde fue la Celebración, firmado por el Papa Francisco, de que me nombraba Arzobispo de Antequera Oaxaca y tengo un documento en mi casa donde está la firma del Papa Benedicto XVI cuando me mandó a ser Obispo de Puerto Escondido y comencé mi  Ministerio Episcopal el día 30 de enero de 2013, fui ordenado de manos del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, sucesor de los Apóstoles y, por tanto, yo soy un sucesor directo de los Apóstoles, nombrado por el Papa Benedicto, para ser de Puerto Escondido y Francisco para ser de Antequera Oaxaca.

Ese señor, que dice ser obispo, nunca lo nombró el Papa Francisco, ni para ser obispo mucho menos para venir aquí y está engañando a la comunidad, está administrando sacramentos y todos esos sacramentos que este hombre está administrando, les quiero decir con fuerte voz ¡son INVÁLIDOS! ¡INVÁLIDOS!

Me da un estremecimiento en mi cuerpo al decir: ¡INVÁLIDOS! Porque nuestra gente humilde y sencilla va, creyendo que su hijo queda bautizado, hace su primera comunión, queda confirmado, queda con la bendición sacramental del matrimonio y TODO ESO ES INVÁLIDO PARA LA IGLESIA CATÓLICA porque ese señor está EXCOMULGADO, EXCOMULGADO y si fue ordenado obispo lo ordenó un obispo EXCOMULGADO.

Y, un EXCOMULGADO no puede RECIBIR SACRAMENTOS Y MUCHO MENOS ADMINISTRARLOS.

¡Qué triste que vengan a engañarnos y que nos dejemos engañar! Y que anden muchas gentes juntando: “y vénganse, acá los confirman, acá hacen su primera comunión, de un día para el otro… vengan, vengan, vengan” y este señor administra y dice ser de la iglesia católica apostólica ecuménica y dice que respeta al Papa, si lo respetara no estaría aquí, no estaría aquí porque él sabe que solamente pueden estar los Obispos enviados por el Santo Padre y a él nunca, nunca lo envió porque nunca, nunca dijo que lo ordenaran obispo.

Pues creo que ya les comenté todo lo que les digo aquí, mejor ya ni se los leo. Me emocioné porque a mí me duele. Miren, ese hombre que dice ser obispo era sacerdote de la Diócesis de Córdoba, Veracruz, y cometió acciones tan graves que le hicieron un juicio canónico y la decisión de ese juicio fue reducción al estado laical, YA NO PUEDES EJERCER EL MINISTERIO, YA NO DEBES EJERCER EL MINISTERIO SACERDOTAL EN NINGUNA PARTE. Y, enseguida resulta que, según eso fue a Chile y, allá, un OBISPO EXCOMULGADO lo ordenó obispo… y viene a nosotros y dice ser obispo de Oaxaca, de Oaxaca y EL ÚNICO OBISPO DE OAXACA SOY YO, DE LA ARQUIDIÓCESIS.

Hay un Obispo en Puerto Escondido: FLORENCIO ARMANDO. Hay un Obispo en Tehuantepec: CRISPÍN. Hay un Obispo en Tuxtepec: JOSÉ ALBERTO. Hay un Obispo en MIXES: SALVADOR CLEOFAS. Hay un Obispo en Huautla: GUADALUPE ANTONIO. Hay un Obispo en Huajuapan de León: MIGUEL ÁNGEL. ¡Y no más! Somos los que estamos en el estado de Oaxaca, en todo el Estado.

¡Ese señor NO ES OBISPO y todo lo que está haciendo es INVÁLIDO, INVÁLIDO!

Después de que lo redujeron al estado laical nos dijeron los Obispos de la provincia de Xalapa, Veracruz que se metió a la política y no la hizo, no la hizo ese hombre en la política, no ganó nada. Ah, pero ahora anda ganando como “obispo”… ahora sí gana… gana feligreses, gana dinerito, gana todo porque nuestro pueblo, nuestro pueblo nos da todo, porque cree que nosotros realmente somos lo que decimos ser y ESE SEÑOR NO ES.

También por ahí andan unos sacerdotes ortodoxos celebrando en casas, celebrando en casas y los engañan también porque dicen que son católicos, como nosotros, y que obedecen al Papa y me han platicado que celebran misa como nosotros la celebramos, con el mismo misal. Si realmente son ortodoxos que celebren como ortodoxos no como nosotros y dicen en el momento, así me lo platicaron, en el momento que se pide por el Papa dicen: “por Nuestro Papa Francisco” y dicen “y por nuestro Obispo Pedro” Yo no soy Obispo de ellos, yo no soy Obispo de los ortodoxos y andan diciendo: “Por nuestro obispo Pedro” ¿para qué? Ah, para que las gentes que van a esas misas les crean que son católicos, hacen lo mismo, tienen devoción a la Virgen, a los santos, dan la comunión, todo igual, pues sí, LOS ESTÁN ENGAÑANDO. NO SON CATÓLICOS, NO SON CATÓLICOS y, yo, lo que pido de ellos es que hablen con la verdad, que hablen con la verdad y digan: esta es la fe que yo profeso… soy ortodoxo y que diga este hombre lo que es y que no ande diciendo que es católico y que todo es válido, que no me engañe a la gente, eso es lo que yo pido, que nos engañen. Quiero advertirles a ustedes para que no vayan a caer.

Acabo de ir a San Lorenzo, a donde está, allí, según esto, vive y que a unas cuantas puertas por ahí yo fui a confirmar el viernes pasado, a San Lorenzo, y me dijeron: aquí adelantito vive ese hombre. Ah, pues díganle todo lo que dije porque allí sí les leí todo esto. Ayer fui a Arrazola, Francisco Javier y ahí también les leí porque es que andan ya por todos lados.

El padre de Zimatlán me dijo: “Monseñor, aquí ya están juntando un grupito para llevarlos a confirmar con ese falso obispo”. El padre de San Pedro Juchatengo me dijo: “Monseñor, andan diciendo que ya van a traer acá a ese obispo para que aquí confirme donde usted acaba de confirmar”.

¡Por favor! ¡por favor! No nos engañemos y no nos dejemos engañar. Si a usted lo invitan de padrino diga: yo no voy, eso es INVÁLIDO. Vamos mejor a nuestra parroquia, arreglemos el asunto y ahí.

Al ratito yo voy a ir a confirmar al templo de La Merced. A las cinco de la tarde voy a estar en La Merced, confirmando. Allí voy a estar pero tal vez este señor está “confirmando” en otro lado. Tengamos cuidado… No tengo el nombre ahorita porque no me lo he querido ni aprender. Les dije todos los de a de veras, los nombres de los Obispos de verdad que están en el estado de Oaxaca, sí les dije su nombre. De este señor yo no me quiero aprender ni el nombre y discúlpenme que así hable aquí pero no me interesa saber su nombre.

¿Quieren que lo busque? ¿mande? ¿por favor? Deje buscar aquí. ¿Alguno de ustedes, de los periodistas se acuerda del nombre? Se me hace que no. Ah, ahorita les digo cómo se llama ese hombre. Se llama ALFREDO JIMÉNEZ HERNÁNDEZ. ALFREDO JIMÉNEZ HERNÁNDEZ.

Aquí traigo una carta que él envió al encargado de asuntos religiosos del gobierno de Oaxaca y dice aquí, miren, esta última partecita se las voy a leer, dice: “mucho agradecemos su amable atención, cuente con nuestras oraciones y amistad y, en lo que podamos apoyar al desarrollo de sus labores, no dude en contar con nosotros. Reconocemos al Santo Papa como cabeza universal de toda actividad pastoral por mandato de Cristo y, lejos de venir a dividir o crear una nueva postura religiosa, nuestra misión es sólo proclamar el evangelio de Nuestro Señor Jesucristo buscando la unidad de la iglesia en torno al santo Papa”… eso le dice al encargado de asuntos religiosos “Dios le dé paz y sabiduría y María Santísima le acompañe siempre, quedamos de usted sus seguros servidores en Cristo Nuestro Señor monseñor Alfredo Jiménez Hernández, obispo y representante legal de la iglesia católica apostólica ecuménica santa María de Guadalupe”… y dice aquí: “Con copia al Excelentísimo Señor Arzobispo de Antequera Oaxaca Pedro Vázquez Villalobos. Con copia al Excelentísimo Monseñor Franco Copolla, Nuncio Apostólico en México”… y les quiero decir NUNCA RECIBÍ YO ESTO, a mí me llegó por otro lado y ya pregunté al Nuncio, ¿recibió usted la carta?, me dijo: NO ME HA LLEGADO NADA, A MÍ NO ME HA LLEGADO NADA.

Entonces, ¿dónde está la copia? Y dice que guarda un gran respeto al Papa. Si lo respetara no estaría aquí haciendo lo que hace.

Entonces ¿ya se lo aprendió? ALFREDO JIMÉNEZ HERNÁNDEZ, QUE FUE SACERDOTE CON REDUCCIÓN AL ESTADO LAICAL.

Bueno, ya pónganse de pie porque, si no, los dejo salir hasta las 3 de la tarde.

Espero que nadie se haya sentido mal por lo que dijo y por la forma como lo dije, estoy muy triste, muy preocupado, me angustian muchas cosas. Anoche, Fray Esteban, que está en San Francisco, también me preguntaba de otro señor que, según esto, le permitió su obispo venir para acá para evangelizar y digo ¿otro más? ¿otro más que va a llegar a Oaxaca para hacer desorden y se presentan como católicos?

¡Qué triste es todo esto! Se nos soltó el diablo, son lobos ¿verdad? Ojalá ninguno de nosotros nos convirtamos en lobos también, con piel de oveja. Pídanle a Dios para que yo no vaya a ser un lobo con piel de oveja, pídale, pídale a Dios.

Últimas noticias

PRI-PRD-PAN denuncia a gobernadores de Morena y 3 Secretarios de AMLO por uso ilegal de recursos públicos y actos anticipados precampaña

Jaime GUERRERO El Partido Revolucionario Institucional (PRI) -apoyado por el Partido Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD)-...

La administración actual le quitó un peso de encima a Juanita Cruz

Horacio Corro Espinosa En el comentario anterior les decía que el Contralor municipal de Huajuapan de León, Rubén Rodrigo Eleuterio...

Asesinan a Humberto Valdovinos, defensor del territorio afromexicano en Oaxaca

Diana Manzo Oaxaca, Oax.- Humberto Valdovinos Fuentes defensor del territorio afromexicano y líder campesino de la Unión Cívica Democrática de...

Las millonarias propiedades de la candidata a gobernadora de Oaxaca que “busca sacar a los políticuches”

Jaime GUERRERO Con el lema de “vamos a sacar a los politicuches”, la ex panista y eterna legisladora plurinominal de...

Quizá te pueda interesar
Recomendaciones para ti