Con Adriana Aguilar Escobar hereda Martínez Neri corrupción de Murat Hinojosa

0
715
Con Adriana Aguilar Escobar hereda Martínez Neri corrupción de Murat Hinojosa
  • La empresaria priísta del restaurante Catedral hizo negocios personales desde el gobierno de Hernández Fraguas

Por: Centro / Redacción | Foto de portada: recuperada del Twitter de @aaguilaroax

Con el nombramiento de la empresaria restaurantera Adriana Cecilia Aguilar Escobar, hija de los dueños del restaurante Catedral y proveedores del Gobierno del Estado, el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez hereda la corrupción del gobierno de Alejandra Murat Hinojosa

Incluida como cuota del Gobierno del Estado en la nueva administración municipal, la ex secretaria de cultura de Murat Hinojosa ha sido señaladas de diversas anomalías y abusos, inclusive desde que fue funcionaria en la administración municipal del priísta José Antonio Hernández Fraguas.

Su última aparición pública fue en 2020, cuando convocó a recabar fondos supuestamente para rescatar los árboles del zócalo, tras hacer negocios con supuestas causas ciudadanas y desde la función publica.

La empresaria fue designada por el presidente municipal Francisco Martínez Neri como secretaria de fomento turístico, a partir del primero de enero de este año.

Negocios particulares a cuenta del Ayuntamiento

Adriana Aguilar Escobar registró como marca privada el Encuentro de Cocineras Tradicionales en 2017, cuando era coordinadora de turismo municipal, en la administración de José Antonio Hernández Fraguas.

El ayuntamiento autorizó el primer encuentro de cocineras tradicionales   en la Plaza de la Danza para el 24 y 25 de abril de 2017, “con la premisa de preservar y difundir la grandeza gastronómica como patrimonio inmaterial del estado de Oaxaca”, según se dijo en la presentación oficial.

El encuentro se anunció en el marco del “Festejo a Oaxaca”, celebración por el 485 aniversario de la elevación a rango de ciudad.

La coordinadora de las Culturas, Turismo y Economía del Municipio de Oaxaca de Juárez se encargó de organizar a más de 50 cocineras de comunidades para que presentaran sus platillos, así como conferencias sobre la comida oaxaqueña.

A menos de un año de realizarse esta primera edición, el 16 de febrero de 2018, solicitó ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI) el registro como marca registrada del Encuentro de Cocineras Tradicionales de Oaxaca, de acuerdo al folio 45849.

Esto obligó a los gobiernos municipales y estatal a cubrir el pago de derechos al organizar el encuentro cada año, hasta el 2019.

En el registro ante el IMPI se incluyó el logotipo utilizado por el gobierno municipal.

Como apoderada legal aparecía la dueña del restaurante “Las Quince Letras”, Celia Florián, quien ha acompañado a Aguilar Escobar en sus cargos.

En 2018 se integró a la Asociación de Cocineras Tradicionales de Oaxaca, la cual recibió el apoyo económico del Gobierno del Estado, para representar una muestra de la riqueza culinaria del estado, catalogada desde el año 2010 como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

En la edición de 2018 participaron más de 80 maestras de la cocina tradicional, provenientes de las ocho regiones del estado, y seleccionada por la funcionaria.

El 18 de septiembre de ese mismo año anunció la publicación del libro “Oaxaca y sus Cocineras, Tesoro Gastronómico de México”, editado a iniciativa del alcalde priísta Hernández Fraguas, según la presentación del mismo. El ejemplar plasmó el Encuentro de Cocineras Tradicionales de Oaxaca como actividad del gobierno municipal, pero cuyas regalías cobraba ella. Mil ejemplares salieron a la venta al público en octubre, como un negocio particular.

La restaurantera registró además como empresa la página en Facebook del Encuentro de las Cocineras Tradicionales de Oaxaca.

El 22 de octubre de ese 2018, Aguilar Escobar fue nombrada titular de la secretaria de la Cultura del Gobierno del Estado, y el 7 y 8 de diciembre, ya había organizado el primer Festival de Fomento y Rescate Gastronómico y de las Cocinas Tradmunicipal, ahora a expensas del Gobierno del Estado.

El Tercer Encuentro de Cocineras Tradicionales, en 2019, también recibió el apoyo del gobernador Alejandro Murta Hinojosa, a través de la estrategia “Septiembre Gastronómico, Oaxaca de mis sabores”, para apoyar al sector gastronómico, con el argumento de que era la temporada más baja para ellos.

Cesada por discriminación, alega contratos con el DIF

Adriana Aguilar fue cesada el 10 de marzo de 2020 como secretaria de cultura, luego de que el director del Instituto Intercultural Calmécac, Nathanael Lorenzo Hernández, la acusó de implementar una política con “trato desigual, discriminación y racista”.

De acuerdo a la revista proceso, el caso llegó a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), donde Lorenzo Hernández denunció la “situación sistémica que prevalece en el trato de las instituciones, en este caso de la Seculta, hacia las y los creadores oaxaqueños, particularmente a los de comunidades indígenas, cuando por un lado se les permite y alienta para realizar acciones propias de su cultura, pero por otro se les sigue negando realizar otras, como por ejemplo el cobro justo de sus servicios”.

Tras hacer notar la “discriminación y un trato desigual”, el compositor y pedagogo musical añadió: “Observamos que existe una preferencia y un trato desigual hacia quienes nos dedicamos a estas actividades, pareciendo que hay personas y grupos de primer nivel y otros de segundo nivel, lo cual es contrario a la protección de los derechos humanos culturales que una entidad como Oaxaca debe destacar

Ese fue el pretexto, pero su salida fue evidenciada porque durante el encuentro de cocineras tradicionales, ella como “wedding planner” asumía el control total de los insumos a través de su empresa y restaurante El Catedral.

Es decir, hacía negocios particulares desde la Seculta, y se valía de prestanombres para desviar recursos públicos para su empresa.

A pesar de ello, Adriana Aguilar Escobar  se resistía a irse y justificaba su salida por su negativa a firmar contratos millonarios que le enviaban del DIF  Estatal, el cual preside Ivette Morán de Murat.

En una protesta, trabajadores de Seculta acusaron que en la nómina de la dependencia, Adriana tenía cobrando una fabulosa suma al francés Jérémy Jean-Edgard Maimbourg, sin acudir a trabajar. El extranjero contaba con  autorización definitiva número dos por ser supuesto  cónsul de Francia en Oaxaca.

Pidió diner a su cuenta para rescatar árboles

Tras su salida del Gobierno, la  funcionaria trató de recabar fondos a través de la iniciativa Techo Verde, en la que pretendía recabar un millón 120 mil pesos y con ello se rescatara  a los árboles del zócalo y la Alameda de León.

Para este fin, cuya obligación es de los gobiernos municipal  estatal y federal,  convenció a la Fundación Alfredo Harp Helú, al empresario Mario Rodríguez Casanovas, dueño del restaurante Terranova, así como al ex presidente municipal, Luis Ugartechea Begué, propietario del Bar Jardín.

En un mensaje de video, realizado el 9 de diciembre de 2020, la empresaria pidió que los fondos fueran depositados a su cuenta particular de la tienda Oxxo, en lugar de una asociación civil o de la fundación Harp Helú.

Aguilar Escobar nunca rindió cuentas de lo aportado ni se demostró públicamente el supuesto rescate de los árboles del zócalo.

Todas estas acciobes de Adriana Aguilar Escobar, no son sin embargo el asomo a los negocios más millonarios que hizo desde el Gobierno del Estado.

(CONTINUARÁ)