Pobladores de 2 municipios de Oaxaca sitian y encadenan accesos del  Congreso; retienen a diputados y personal por no solucionar conflictos

0
53
Pobladores de 2 municipios de Oaxaca sitian y encadenan accesos del  Congreso; retienen a diputados y personal por no solucionar conflictos

Jaime GUERRERO

 

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).-Por enésima ocasión, pobladores de San Antonio Tepetlapa y San Martín Peras, sitiaron y colocaron cadenas en las puertas de acceso para retener a personal y diputados del Congreso del Estado -ante la indolencia e intereses de actores sociales y personales de los propios legisladores de Morena y PRI- por no atender la convulsión en esos municipios.

Por la mañana, previo al inicio de la sesión ordinaria de éste miércoles, un grupo de pobladores de Tepletapa, exigieron a los legisladores la aprobación del dictamen para la instalación del Consejo Municipal, como la envió la Secretaría General de Gobierno y no como ha pretendido modificar e imponer la Presidenta de la Junta de Coordinación Política, Laura Estrada Mauro.

Para manifestar su descontento además de colocar cadenas aseguradas con candados en las puertas de accesos, colgaron pancartas para exigir que se de cumplimiento a la resolución de fecha siete de abril del 2020, emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

Felicia Dionisio Juárez, habitante de la población, reprochó que el municipio lleva dos años sin que se instale el consejo, y el ayuntamiento ha tenido que funcionar a través de comisionados municipales.

 

Aseguró que la población ya no quieren más comisionados, porque los funcionarios nada más atienden en la ciudad de Oaxaca y no acuden a las comunidades a constatar las necesidades que tiene la gente.

 

Recordó que el Congreso ya tiene conocimiento del dictamen emitido por el órgano electoral desde el 11 de enero de este año, pero el dictamen se ha entorpecido desde la Comisión de Gobernación que preside Lizbeth Concha Ojeda y la Jucopo.

 

En tanto, azuzados por el ex candidato a presidente municipal del partido de la Revolución Democrática (RD) de San Antonio de la Cal, Juan Pascual, habitantes de San Martín Peras, irrumpieron violentamente en la sede del Congreso de Oaxaca para que el edil, Román Juárez Cruz, firme su renuncia ante los diputados integrantes de la Comisión de Gobernación.

 

Cerca de las 14:00 horas, -a golpes de palos- además de retener a personal del Congreso, entre sindicalizados y de confianza, les impidieron la salida. 

 

En medio del conflicto, los y las diputadas de la LXV Legislatura han brillado por su ausencia. La presidenta de la Comisión de Gobernación, Lizbeth Concha Ojeda, así como los integrantes de la eso órgano legislativo, han dejado a su suerte al personal y brillan por su ausencia para dar salida a ese conflicto.

 

Lo mismo, el diputado del distrito de Juxtlahuaca, Nicolás Feria Romero, finge amnesia y evade participar en la solución del conflicto que padece ese municipio asentado en el distrito que representa.

 

Éste miércoles, los inconformes de Peras -durante el desarrollo de la sesión ordinaria- volvió a cerrar los accesos a la Cámara de Diputados y retuvo al personal de este poder, en exigencia de ser atendido por los diputados de la LXV Legislatura.

 

Simultáneamente, mantienen retenido al edil desde el 17 de enero, para presionar al Poder Legislativo apruebe la renuncia del presidente municipal.

 

Los pobladores -encabezados por Elpidio Ramírez Morales del Comité Ciudadano Municipal y azuzados por Juan Pascual del PRD- acusan al edil de un presunto desvío de recursos y por lo cual le obligaron a firmar su renuncia en una asamblea comunitaria el 19 de este mes.

 

Ahora, exigen la intervención del Congreso de Oaxaca para que autorice la renuncia del munícipe.

 

El munícipe, quien ha permanecido retenido durante más de dos semanas, seguía en la cárcel municipal, aún cuando no está sujeto a ningún proceso judicial.

 

El 19 de enero firmó el compromiso de renunciar a su cargo, pero esto debe hacerlo ante el Congreso, por lo que una comisión ha accionado violentamente para iniciar el trámite.

 

Hasta las 16:30 horas, congresistas desarrollaban la sesión extraordinaria en la explanada del complejo legislativo, mientras los manifestantes eran recibidos por asesores de la Comisión de Gobernación, para atemperar las radicales protestas. El personal del Congreso esperaba que se retiraran las cadenas para salir del complejo. Los inconformes hicieron patente su negativa.