Un músico mixe llega a Nueva York: Benkamin Kumantuk “la música es interculturalidad”

0
52

Diana Manzo

Oaxaca, Oax.- La música ayuujk (mixe) de Tlahuitoltepec, Oaxaca sonará en la gran manzana – Nueva York-, el próximo 3 de abril y Benjamín García, trompetista y fundador de los Kumantuk Xuxpë o “los músicos que pierden la cabeza”, lo hará realidad.

Los Kumantuk Xuxpë surgieron de una narración tradicional ayuujk que habla de un hombre que veía salir a su esposa todas la noches, pero se dormía antes de que volviera, él era curioso y celoso, cierto día la siguió, pero al verla en el monte y reunida con otras personas, éstas se quitaron las cabezas, las colocaron en el suelo y se elevaron en forma de bolas de fuego.

Ese fuego que se eleva es el que heredó Benjamín García, músico ayuujk quién asegura que estar en Nueva York implica admirar la gran diversidad cultural que existe a través de la migración de muchos pueblos del mundo que enriquecen el universo cultural de esta gran ciudad, sobre todo de la migración de sus paisanos oaxaqueños.

Y aunque esta vez va solo, sin su agrupación fundada en el 2014, los Kumantuk Xuxpë estarán presentes a través de su trompeta y las voces mixes, que entonará en el concierto que tendrá con Elisa Corona y gracias al promotor cultural Jorge Fierro que ha impulsado promover la música mexicana en Nueva York.

El músico considera que traspasar las fronteras lo lleva a compartir su tradición oral y la narrativa ayuujk que incluye un universo de relatos en donde se halla la esencia del pueblo del ayuujk o de la gente del “idioma del bosque”.

Orgulloso de sus raíces y su ascendencia, el músico formado en el CeCAM y más tarde en la Escuela Nacional de Música de la UNAM relata que primero aprendió hablar el ayuujk antes del español, por eso conoció primero el mundo a través de la tradición oral, así fue que supo de la existencia y las peripecias de los Kumantuk.

“Eran mis abuelos, abuelas, mis padres y mis tíos que en nuestra infancia nos contaban esta historia, es una narrativa tan apasionante, tan llena de misterio y contagiosa que me impresionó profundamente, de ahí surge la idea de llamarle así a la propuesta musical: Kumantuk Xuxpë”, expresó.

Reiteró que llegar a Nueva York con su lengua, su música y su esencia es algo que no olvidará jamás, aunque para él todos los escenarios son muy importantes, sobre todo los comunitarios, explica Begamín García quién también reconoce que todas las lenguas deberían ser apreciadas en todo el mundo, incluyendo las indígenas, pues todas son lenguas universales.

Quien escucha a los Kumantuk Xuxpë sabrá que además de escuchar a la cultura ayuujk, disfrutará de un ritmo profundo que algunas personas han bautizado como etno jazz o electro jazz.

“Este esfuerzo que es un viaje a la sonoridad de los mixes y de exploración sonora y fusión nos ha dado visibilidad de lo que siempre soñamos, que nuestra música nunca se quede fija, sino que traspase y dialogue con otras tradiciones, por eso no tenemos un solo género, lo que hacemos es interculturalidad musical”, refirió.

****La música tradicional también implica defender un territorio sonoro ****

Benjamin Kumantuk Xuxpë es un músico ayuujk originario de Santa María Tlahuitoltepec Mixe Oaxaca. En el año de 1992 emprendió su formación musical en un contexto comunitario con la trompeta en el Centro de Capacitación y Desarrollo de la Cultura Mixe (CECAM) en donde comenzó a entonar sones y jarabes mixes, así comenzó su carrera musical.

Más tarde formó parte de la Banda Sinfónica de Tlahuitoltepec Mixe (BASTLAM) con la que realizó distintas giras y grabaciones en importantes escenarios de la República Mexicana.

Continuó su perfeccionamiento en la Escuela Municipal de Bellas Artes del Puerto de Veracruz, así como en la Escuela de Música Ollin Yoliztli, “Vida y Movimiento” y, posteriormente, en la Escuela Nacional de Música de la UNAM, ahora (FAM).

En 2008 fundó el proyecto Quinteto Kamaapyë Brass con destacados músicos de Tlahuitoltepec, reinterpretando música tradicional ayuujk en formato de música de cámara.

Estudió también armonía por su cuenta y exploró distintas sonoridades, actualmente con Kumantuk Xuxpë, que se puede escuchar en todas las plataformas musicales, también pretende que con la música se defienda la lengua, que lo considera un territorio.

“La música tiene una función social que genera comunidad y comunalidad, y por supuesto existe una relación con la lengua, la voz en ayuujk es un elemento importante en nuestras creaciones musicales, la voz en ayuujk es un instrumento musical más de la banda y por supuesto la voz narra elementos de la historia e identidad de un pueblo, lo que se traduce en defensa del territorio lingüístico y sonoro ”, reiteró.

Además de las colaboraciones artísticas como la que sucederá el próximo domingo 3 de abril en Nueva York; lo que destaca para este 2022, es seguir musicalizando películas, cine mudo y todo lo que tenga que ver con universo cultural ayuujk.