Congreso de Oaxaca, analiza aplicar Protocolo Interno para prevenir violencia política y verbal vs mujeres en el Legislativo

0
26
Por “inconsistencias”, Congreso de Oaxaca no aprueba  leyes de ingresos de 532 municipios; pleno solo avala 38

Jaime GUERRERO

OAXACA (#Página3.mx).- Para evitar casos de violencia política y expresiones verbales que denigre a las mujeres al seno del Poder Legislativo, el Congreso del Estado, analiza una reforma a su ley orgánica, para establecer el Protocolo Interno, Para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en Razón de Género del Poder Legislativo del Estado de Oaxaca, el cual será de observancia obligatoria para los Diputados, Diputadas y todo el personal que labora en el Congreso del Estado.

También que en la Ley Orgánica del Poder Legislativo, se establezcan en los principios rectores del Congreso del Estado: la igualdad, el lenguaje incluyente y la no discriminación.

La diputada promovente, Adriana Altamirano del Partido Nueva Alianza, destacó que el luchar desde las instituciones por las causas de toda la sociedad, de los jovenes, de las mujeres, de las niñas, niños y adultos mayores, se ha vuelto cada vez más complejo.

“Luchar desde fuera de las instituciones ha sido practicamente un calvario, para quienes buscan fortalecer normativa y funcionalmente a las diversas instituciones que pueden fortalecer derechos o defenderlos”, apuntó.

Aún cuando refirió que se ha avanzado en las dinamicas, que garantizan el acceso a los derechos plenos de la ciudadanía, destacó que al poder legislativo le faltan retos por cumplir en materia de género.

“Las mujeres a través de la historia reciente en México, han ido conquistando espacios que por decadas nos habían sido negados, hay ejemplos de verdadero valor en la defensa de los derechos de las mujeres, en los momentos de mayor cerrazón por parte de la clase política, económica y social dominante; esas mujeres y también muchos varones desde luego, nos demostraron que sí es posible cuando se tiene la disposición y el compromiso verdadero”.

Lamentó que existan entes que se niegan a reconocer la valía y los derechos de las mujeres en muchos aspectos de la vida diaria y sobre todo de la política.

La legisladora local, criticó que la legislatura de Oaxaca ha sido omisa en emitir normas relativas a prevenir, atender, sancionar y erradicar actos que puedan constituir violencia de género contra las mujeres al interior del Congreso del Estado.

Por un lado, destacó que el Poder Legislativo de Oaxaca aprobó y expidió la LEY ESTATAL DE ACCESO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA DE GÉNERO, cuyas disposiciones son de orden público, interés social y de observancia general en el Estado de Oaxaca, sin embargo, como legisladores y legisladoras no las cumplen.

“En efecto, al interior de este Congreso del Estado no contamos con principios, instrumentos, programas, mecanismos y acciones, para garantizar a las mujeres el acceso a una vida libre de violencia de género”, anotó.

De la misma forma, lamentó que no se cuente con un protocolo de actuación para la prevención, atención, sanción y erradicación de todo tipo de violencia de género contra las mujeres.

Por esa razón, presentó la iniciativa, la cual estriba primeramente en que se establezca en la Ley Orgánica del Poder Legislativo, como principios rectores del Congreso del Estado: la igualdad, el lenguaje incluyente y la no discriminación.

Asimismo, que la Comisión Permanente de Igualdad de Género, tenga dentro de sus atribuciones la realización de foros, talleres, conferencias y cursos tendientes a promover la igualdad y evitar la discriminación al interior de este Congreso Local.

Se propone que dicha Comisión tenga la obligación de elaborar y proponer al Pleno, el Protocolo Interno, Para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres en Razón de Género del Poder Legislativo del Estado de Oaxaca, el cual será de observancia obligatoria para los Diputados, Diputadas y todo el personal que labora en el Congreso del Estado.

Bajo esa perspectiva, destacó que se debe establecer como obligación de las diputadas, diputados y todo el personal que labora en este poder legislativo, evitar todo acto de violencia contra las mujeres, de proferir expresiones o calumnias que degraden, denigren o discriminen a las mujeres, observando en todo momento lo dispuesto en el Protocolo Interno.

Para ello en la iniciativa, se establece el término de “violencia contra las mujeres” y no solamente de violencia política, para incluir no solo a las Diputadas sino a todas las mujeres trabajadoras del Congreso, incluyendo a las mujeres periodistas que cubren la fuente.

De acuerdo a Adriana Altamirano, con el establecimiento de los principios de igualdad, lenguaje incluyente y no discriminación, así como con la creación del Protocolo interno para combatir la violencia contra las mujeres, la Legislatura coadyuvará en el fortalecimiento de los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia al interior del Congreso del Estado.

Además de que será un ejemplo para que las demás autoridades estatales y municipales actúen en consecuencia.