Colapsado por aguas negras en un 80 por ciento, así luce Juchitán, Oaxaca una ciudad con más de 100 mil habitantes

0
57

Diana Manzo

Juchitán, Oax.- El olor no es agradable al contrario cada vez es más profundo, las aguas negras que corren por las calles de Juchitán se expanden cada vez más, actualmente según datos de la autoridad municipal que encabeza Emilio Montero Pérez, el sistema de drenaje de la ciudad está colapsado en un 80 por ciento, y para su rehabilitación se requiere de mil 200 millones de pesos.

“El recurso está desde el año pasado, pero no lo liberan” expuso el mandatario juchiteco al asegurar que hay un retrato para la realización de la obra, debido a que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) declaró desierta la licitación por falta de documentación de las empresas, lo que significa que juchitecos seguirán conviviendo por con las aguas negras.

El munícipe recalcó que a ellos no les interesa quién sea la empresa que haga la obra de rehabilitación del drenaje que es de 2 kilómetros, sino lo que importa es que lo hagan bien, que ayude a mejorar la vida digna de los juchitecos y por supuesto recalcó su salud, pues mucha gente se ha enfermado por convivir con estas aguas sucias.

En la novena sección de Juchitán, una de las zonas más pobladas y con mayor marginación vive María Asunción Morales Sánchez , lleva siete años conviviendo con las aguas negras que ha afectado su salud y la de su familia.

“Ni los animales merecen vivir así como nosotros, ya es tiempo que el gobierno haga algo”, expuso María Asunción al declarar que su hija embarazada tuvo que desplazarse a otro sitio porque todos los días le dolía la cabeza y temía perder a su hijo.

Ella y su esposo al no tener otra opción, lo que hacen es después de disfrutar sus alimentos, se encierran en su cuarto y ya no salen, porque además del fétido olor, comienzan a aparecer las moscas y zancudos con el riesgo de otro padecimiento.

De las manchas en la piel y hongos en los pies ya ni lo toman en cuenta, debido a que es común que por la cercanía con las aguas negras la afectación a la salud es mayor.

Lo mismo ocurre con los vecinos de la primera y segunda sección, quienes tienen que convivir con el drenaje colapsado con lluvias ligeras a moderadas.

“Es horrible observar cuando cae fuerte la lluvia porque empiezan a salir las aguas de los excusados o bien en la calle se observan manchas negras de lo sucio, y nos damos cuenta por el olor tan profundo que genera, eso llevamos viviéndolo desde hace por lo menos tres años”.

Las tuberías del drenaje de Juchitán tienen más de 3 décadas y colapsaron con el sismo del 2017, algunas autoridades han hecho rehabilitaciones en tramos cortos, pero en la actualidad lo que se requiere son 2 kilómetros.

“Son casi 70 puntos los afectados por el drenaje sanitario, además la planta de tratamiento residuales no funciona, y para ello se requiere de mil 200 millones de pesos y no lo tenemos,” explica José Antonio Sánchez López, director de obras del ayuntamiento de Juchitán.

El funcionario recalcó que en el 2019, el gobierno estatal asignó y redireccionó un recurso de 40 millones de pesos tras un préstamo millonario de mil millones de pesos que solicitó a la Fedración y que se usará para rehabilitar unicamente la primera y segunda de Juchitán, no así todos los puntos.

“De esos 40 millones, se anexaron otros 11 millones, en total son 51 millones de pesos que ya fueron destinados pero aún no se liberan. Recordemos que el gobierno de Alejandro Murat lo asignó para Agua Potable, pero en el gobierno municipal no lo aceptamos, porque lo que urge es la rehabilitación del drenaje, entonces ese dinero es de un prestamo”, agregó.

Rodeado de parques eólicos pero con drenaje colapsado

Rodeada de turbinas eólicas que producen energía verde llamada “limpia” y conocida como la capital comercial más importante del estado de Oaxaca; la ciudad de Juchitán se localiza en el Istmo de Tehuantepec donde habitan 110 mil habitantes que enfrentan un problema de salud pública.

El problema del colapso de aguas negras también es por la falta de planeación asegura el activista en defensa del río, Tomás Chiñas, quién confirmó que con el sismo del 2017 ,la red de drenaje se afectó más, por lo que urge un plan estratégico para el saneamiento de la cuenca del río de los perros.

“Es un problema de salud pública, las aguas brotan en la ciudad, y eso está contaminando la superficie, medio ambiente y está contaminado la ciudad, es urgente hacer algo, hago un llamado a la Sedatu para que apliqué los recursos de la Reconstrucción, pues Juchitán y su río está colapsado, contaminado”, señaló.

Alertó que toda la ciudad vive una contaminación, desde las superficies, las calles, el río, los mantos acuíferos.

Jorge Florentino López, médico juchiteco reconoció que las enfermedades de la piel y gastrointestinales son comunes al convivir con aguas sucias, principalmente porque son criaderos de moscas que al depositar sus huevecillos en alimentos provoca malestares.

Mientras las autoridades asignan el recurso y comienzan las obras, las aguas negras siguen cayendo al río, porque la única planta de tratamiento de aguas negras tampoco funciona.