Por enésima ocasión, las pláticas entre las autoridades federales y la Asamblea General Politécnica, en busca de la reanudación de las clases en el IPN, volvieron a estancarse. Los estudiantes condicionaron la continuación de las negociaciones a la liberación de los tres estudiantes detenidos anoche durante la marcha en protesta por los dos años de gobierno del presidente Peña Nieto:

“La comunidad politécnica se pronuncia en contra de continuar el diálogo hasta que se cumpla lo dicho anteriormente ya que no continuaremos con los trabajos hasta que nuestros compañeros estén presentes en el auditorio”.

Cabe destacar que de los tres detenidos por los actos vandálicos de anoche, solo uno pertenece al Politécnico.
Por su parte las autoridades enviaron a sus abogados para averiguar la situación jurídica de los tres detenidos. (Por Arturo García Caudillo)