En una magna ceremonia realizada la mañana de este lunes, en un salón ubicado al norte de la ciudad, el Presidente municipal de Juchitán, Emilio Montero Pérez, fungió como padrino en la entrega de títulos a 410 nuevos profesionistas egresados del Instituto Tecnológico del Istmo (ITI).

La graduación de esta generación coincide con el 50 aniversario del Instituto Tecnológico del Istmo, marco perfecto para que la Institución esté de fiesta al entregar a los nuevos contadores, ingenieros y licenciados, que favorecerán el desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

El Maestro José Manuel Dehesa Martínez, Subdirector académico de la Institución, dio la bienvenida a los presentes y destacó que la entrega de títulos 2019 engalana la celebración del 50 aniversario de la máxima casa de estudios del Istmo, viendo así coronados sus esfuerzos en las aulas, así mismo agradeció a la autoridad municipal por todo el apoyo brindado al Tec.

Al tomar la palabra, el padrino del acto de entrega, el alcalde Emilio Montero, señaló que Juchitán y los demás pueblos del Istmo se llenan de orgullo y muestran su entusiasmo por los jóvenes que recibieron su título, un documento que es como una medalla a los ojos de sus familias, que mirarán con emoción, pues es la evidencia de un logro por el cual han luchado a lo largo de sus estudios.

“Digo que para nuestros pueblos éste es un hecho que nos llena de orgullo, porque estoy seguro de que con los conocimientos y experiencias, con los valores, que ustedes han recibido durante su formación profesional, van a contribuir al desarrollo de sus lugares de origen, con una visión solidaria, con el compromiso firme de participar en el esfuerzo que las sociedades istmeñas realizan cada día por tener una mejor calidad de vida, basados en la sustentabilidad y en la colectividad”, expresó.

Reconoció que los jóvenes istmeños han estudiado afanosamente para aportar lo mejor de su talento y conocimiento en medio de este mundo contemporáneo tan complicado, tan lleno de obstáculos y de fenómenos en los cuales la mano y el descuido de hombres y mujeres han sido determinantes, para afectar cada vez más nuestro entorno.

En este sentido envió un mensaje a las nuevas generaciones, para que investiguen y pongan en práctica formas de vida más amables con la naturaleza, con nuestros recursos naturales, con nuestro medio ambiente urbano y rural.

“Estoy convencido de que, desde cada una de las especialidades formativas del Tecnológico, mucho se puede hacer”.

Emilio Montero llamó a revalorizar el espíritu que ha permitido sobrevivir a las culturas originarias, como el tequio, como le conocen en algunos lugares; la mano vuelta, como le dicen por otros rumbos; el “común”, el guendalisaa, “es la fuerza colectiva que nos lleva a empujar proyectos, sueños, que benefician a las familias, a los pueblos”.

Dijo que para los jóvenes profesionistas, el camino no termina aquí. Todavía hay diplomados, maestrías, doctorados que les esperan.

A su vez, los directivos del Tecnológico del Istmo entregaron al alcalde Emilio Montero Pérez un reconocimiento por su decidido apoyo y respaldo a la educación, principalmente a dicha Institución.

Estuvieron en la mesa de honor: Manuel Cuevas Valdivieso y María Soledad Peralta González, Subdirectores del ITI; el Capitán de Corbeta Emilio Omar Celorio, en representación del Vice Almirante  Santiago Jorge Morgado Gómez, Comandante de la Décimo Segunda Zona Naval de Salina Cruz; José Luis Villalobos Villalobos, delegado de Atención Regional y presidente del Consejo de Vinculación del ITI; la presidenta del DIF Municipal, Yoshira Sánchez López; y Juanita López Rosado, Regidora de Educación; entre otros.