Fuente: Diana Manzo en la Jornada.
Imagen representativa: PSN Noticias.

Cooperativas juchitecas compuestas de pescadores y pescadoras locales denunciaron, mediante una manifestación, la crisis pesquera derivada de la contaminación de aguas negras en el sistema lagunar de Playa Vicente.

Son unas 500 personas dedicadas al oficio de la pesca provenientes de los municipios de Juchitán, Unión Hidalgo y Santa María Xadani las que se reunieron para reclamar ante la falta de recursos federales para recuperar el ecosistema limpio que les da producto pesquero.

Llevaron pancartas en alto porque quieren que la contaminación por aguas negras sea considerada como “siniestro” por las autoridades.

Y es que el drenaje sanitario de Juchitán colapsó, siendo que la planta de tratamiento que allí está no funciona.

El río de los perros que va a través del estero “Guelabeñe” se contaminó.

Las personas marcharon desde la séptima sección de Juchitán a la explanada del palacio municipal.

Allá se acomodaron y comenzaron a armar un mitin para explicar en altavoz la crisis que está viviendo el sector pesquero oaxaqueño porque, además de la contaminación, también sufren un recorte presupestal del gobierno federal.

En adición, hay recursos federales que no han llegado a éstas comunidades costeñas.

Entre las demandas, solicitan que se implemente un programa de sanidad en sus regiones y que incluyan talleres en las comunidades para mejorar técnicas de pesca entre la comunidad de pescadores y pescadoras oaxaquenses.

El reclamo va dirigido hacia los tres niveles de gobierno y advirtieron que si no recibían respuestas favorables, comenzarían a protestar con bloqueos carreteros y tomas de oficinas gubernamentales del Istmo.

Y, si fuera necesario, irían hasta la capital mexicana para buscar una conversación con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador para recuperar sus bienes económicos y su estilo de vida.