Texto: Pedro Matías.

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Las cifras alegres del gobernador Alejandro Murat Hinojosa y sus promocionales de su Tercer Informe donde afirma de que “en Oaxaca vamos por la ruta correcta” contrastan con la realidad donde se ha endeudado más al estado, se vive con “mucho miedo y terror”, se matan a mujeres, no hay crecimiento económico y las masacres ya han superado a las 60 personas muertas.

Pese a gastar cantidades millonarias en publicidad oficial para maquillar la indolencia gubernamental, su incapacidad para detener la inseguridad y la frivolidad en la que se ha conducido, Murat Hinojosa se encuentra en el sitio 20 en cuanto a baja aceptación y con la peor percepción en materia de seguridad, según el ranking de Consulta Mitofsy hasta octubre de 2019.

Mientras que la encuesta nacional de Massive Caller, una empresa regia de telecomunicaciones, ubica al gobernador Murat en el lugar número 26 de 32 entidades en aprobación pública, debido al promedio porcentual que recibió de 26.5 (sobre 100), con un margen de error de sólo 3.4%.

Aunado a ello, el arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos, desmintió al gobernador Alejandro Murat Hinojosa respecto a las cifras alegres que da en materia de seguridad de que Oaxaca es uno de los 10 estados más seguros de México al afirmar que “eso es mentira, eso es mentira (porque) en Oaxaca seguimos viviendo con mucho miedo, con mucho terror”.

El purpurado insistió: “No es cierto que haya paz y tranquilidad, no es verdad, no mientan los que quieren presentar una imagen de Oaxaca que no es, no mientan, mejor dedíquense a hacer su trabajo y hacerlo bien”.

Arzobispo Pedro Vázquez Villalobos
El arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vázquez Villalobos. Foto: Karen Rojas / pagina3.mx

Su afirmación la sostiene en los recientes hechos de violencia que han ocurrido en Oaxaca donde cinco policías estatales fueron emboscados y asesinados en San Vicente Coatlán apenas el pasado viernes 8 de noviembre.

Y en referencia a los cinco policías masacrados en San Vicente Coatlán, el Arzobispo dijo: “Ahora, ni los encargados de resguardar el orden son respetados, ¿qué paso esta semana? Mataron a cinco policías. Ya ni siquiera ellos son respetados”.

VIOLENCIA FEMINICIDA

A su vez, la presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer “Rosario Castellanos” (GESMujer), Angélica Ayala Ortiz, se quejó que el gobernador Alejandro Murat llega a su Tercer Informe de Gobierno con una gran deuda con las mujeres oaxaqueñas porque el recuento de la violencia feminicida en Oaxaca alcanza a 371 mujeres y niñas que han sido asesinadas de manera violenta en sus tres años de gobierno.

Y pese a que en su administración se declaró la alerta por violencia de género, desde entonces se contabilizan 156 mujeres y niñas a quienes se le violentaron sus derechos a la seguridad, a la libertad y fundamentalmente su derecho a la vida.

Insistió en que “desafortunadamente el recuento de violencia feminicida en el gobierno de Alejandro Murat muestra que año con año se incrementa el numero de mujeres y niñas asesinadas de manera violenta”.

Detalló que en 2017 fueron asesinadas 117 mujeres, en el 2018 se incrementó a 123 y a poco más de un mes de concluir este 2019 ya se contabilizan 122 casos lo que significa que existe el riesgo de que este año sea el mas violento de su administración.

Denunció que “las acciones de gobierno en materia de prevención, atención, sanción y erradicación de violencia hacia las mujeres no han dado resultados”.

Considera que “una política pública que es incapaz de salvaguardar el derecho a la vida de mujeres y niñas oaxaqueñas requiere por principio mostrar voluntad para reconocer sus errores y disposición para actuar en consecuencia. Mas allá de los discursos se requieren acciones de gobierno que protejan el derecho a una vida libre a todas las formas de violencia para las niñas y mujeres incluyendo la violencia feminicida”.

Cabe mencionar que en el sexenio de José Murat Casab se contabilizaron 429 asesinatos de mujeres, con Ulises Ruiz Ortiz bajó a 283, con Gabino Cué Monteagudo se disparó a 527 y en los primeros tres años de Alejandro Murat ya lleva 371.

MASACRES, HECHOS AISLADOS

Aunque el gobernador se empeña en afirmar que Oaxaca es uno de los 10 estados más seguros de México, la realidad es que la violencia se ha incrementado y la cifra de homicidios dolosos superan los dos mil 584 asesinatos de 2017 a octubre de 2019, mas los 115 feminicidios que oficialmente contabilizan un total de dos mil 699, según cifras de la Fiscalía General.

El comportamiento de homicidios dolosos ha ido en aumento ya que en 2010 se contabilizaron 595 casos, en 2011 fueron 557, en 2012 bajaron a 392, en 2013 subieron a 452, en 2014 llegó a 511, en 2015 alcanzaron los 661, en 2016 subió a 749 y ya en el sexenio de Alejandro Murat, es decir, en 2017 la cifra se disparó a 913 y a 971 en 2018, mientras que hasta octubre de 2019 llevan 700, según declaraciones del Fiscal General, Rubén Vasconcelos Beltrán.

Rubén Vasconcelos pide al Congreso dinero para fiscalías pagina 3

Apenas el pasado 24 de octubre, el Fiscal declaró que a la fecha han “iniciado 700 Carpetas de Investigación en la entidad por homicidios dolosos, de las cuales, alrededor de 45% están relacionadas con ejecuciones, con muertes violentas por parte grupos criminales y el resto es por conflictos interpersonales o conflictos político sociales”.

De igual forma, aceptó que la mayor parte de las ejecuciones se han perpetrado en las regiones de la Costa, particularmente en Tututepec y en Jamiltepec, en el Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapan.

Sin embargo, la masacre de cinco policías estatales perpetrada el viernes 8 de noviembre en San Vicente Coatlán, generó incertidumbre e irritación.

La Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) confirmó que el atentado donde fueron emboscados y asesinados los policías estatales Máximo Medrano Onofre, Hildeberto de Jesús Flores Ibáñez, Pedro López Ramírez, Bryan Talledos Toribio y Germán Jiménez López, se perpetró este viernes 8 de noviembre alrededor de las 18:00 horas en el punto denominado “La Cementera”.

Sin embargo, la desafortunada declaración del gobernador respecto a la masacre de lunes 16 de julio de 2018 en Santa María Ecatepec que dejó 13 personas muertas de que fue un “hecho aislado”, sigue pesando.

Lo cierto es que esos “hechos aislados” se han multiplicado a tal grado que ya van ocho masacres en tres años y suman mas de 60 los ejecutados.

Cabe aclarar que estas masacres no son exclusivas de este sexenio sino que cada gobernador tuvo su aquelarre, sin embargo, es en esta administración donde se han repetido y la mayoría han quedado en la impunidad.

Hay que recordar el 10 de febrero de 1986, durante la administración del entonces gobernador interino Jesús Martínez Álvarez, un conflicto entre Yaxe y Chichicapam dejó 17 policías torturados, quemados y asesinados, así como dos civiles.

Luego el 10 de abril de ese mismo año 1986, 28 indígenas de Santa María Zaniza fueron emboscados y asesinados por sus vecinos de Santiago Amoltepec.

Luego en el sexenio de Diódoro Carrasco durante los ataques armados del Ejército Popular Revolucionario (EPR) en la Crucecita, Huatulco y Tlaxiaco el 28 de agosto de 1996, dejaron al menos 16 muertos.

Posteriormente, en el sexenio de José Murat Casab, papá del actual gobernador, se cometió una masacre en 1998 entre Teojomulco y Texmelucan que dejó 13 muertos y posteriormente el 31 de mayo de 2002 se cometió una emboscada en el paraje Agua Fría que dejó 26 muertos.

Ya en el sexenio de Ulises Ruiz Ortiz, el conflicto sociopolítico de 2006 dejó al menos 26 muertos.

Y con el gobierno de Gabino Cué Monteagudo se contabilizaron cuatro masacres, la del 14 de mayo de 2011 que dejó 10 asesinados en Santiago Choapan; luego el 27 de junio de 2012 el conflicto entre Sola de Vega y San Vicente Coatlán dejó seis muertos; el 14 de diciembre de 2013 fueron asesinados 11 personas de Santo Domingo Yosoñama que mantiene conflicto con San Juan Mixtepec y el 19 de junio de 2016 fueron asesinadas 9 personas en el desalojo fallido de maestros en Nochixtlán.

Pero en la administración de Alejandro Murat ya van ocho masacres como la ocurrida el 22 de abril de 2017 en San Pedro Mártir Quiechapa donde fueron asesinadas cinco personas por habitantes de Santiago Lachivía, San Carlos Yautepec.

Luego, el 4 de junio del 2017, cinco mujeres de San Juan Mixtepec fueron asesinadas y calcinadas, entre ellas una niña de 14 años. La masacre ocurrió sobre la carretera entre ese municipio y Tlaxiaco, en inmediaciones del paraje Tres Cruces, en la colindancia con San Juan Ñumí.

El 15 de febrero de 2018 un comando ejecutó a siete personas en Lachigalla, Ejutla, entre ellas se encontraban tres familiares del presidente municipal Rafael Melchor Ruiz.

Mientras que el 16 de julio de 2018 fueron asesinadas 13 personas de Santa María Ecatepec durante una emboscada perpetrada por pobladores de San Lucas Ixcotepec, debido a conflictos limítrofes.

El 4 de marzo de 2018, ocho personas fueron ejecutadas y abandonadas en el interior de una camioneta en un camino de terracería que comunica a San Francisco Ixhuatán y Rincón Juárez en el municipio de Zanatepec, en el Istmo de Tehuantepec.

El 26 de junio de 2018 fue ejecutado el candidato a diputado de Morena, Emigdio López Avendaño y sus cuatro acompañantes en el camino que comunica a Ejutla con San Vicente Coatlán.

El 9 de agosto de 2018 fueron asesinados seis personas en el camino de Tezoatlán y Peña Colorada San Juan Ñumi.

El 20 de mayo de 2019 se confirmó el “multihomicidio” en el tramo La Venta-Unión Hidalgo, en el Istmo de Tehuantepec donde fueron ejecutadas seis personas entre ellas cuatro mujeres, mientras que otras dos personas resultaron gravemente heridas por impactos de arma de fuego.

Y ahora la emboscada y asesinato de cinco policías estatales en San Vicente Coatlán.

DEUDA

El pasado 4 de octubre, la LXIV Legislatura del Estado aprobó al gobernador Alejandro Murat Hinojosa la propuesta de la solicitud de financiamiento para infraestructura por 3 mil 500 millones de pesos y de refinanciamiento de la deuda de largo plazo por 13 mil 101 millones 902 mil 508, lo que significa que heredará una deuda de 16 mil 800 millones de pesos.

Cabe resaltar que en el año 2004, la gestión del entonces gobernador José Murat dejó una deuda de 486 millones de pesos; en 2010, Ulises Ruiz Ortiz la subió a 5 mil 807 millones de pesos y en 2018, Gabino Cué Monteagudo la elevó hasta 14 mil 711 millones de pesos, ahora la deuda que hereda es de 16 mil 800 millones de pesos.

Este hecho motivo a la diputada federal del Partido del Trabajo (PT) Margarita García García a solicitar que se inicie “juicio político” contra los legisladores de la 4T (Cuarta Transformación) que aprobaron una deuda pública al gobernador Alejandro Murat Hinojosa.

Desde la tribuna federal pidió que se castigue a las y los diputados que “traicionaron” al pueblo y al propio presidente Andrés Manuel López Obrador, quien “ha dicho cero impuestos, cero deuda y cero moches y estos señores diputados no pensaron en el pueblo que les dio la confianza”.

La diputada federal pide juicio político para “traidores” que aprobaron la megadeuda pese a que, según el Índice de Calidad de la Información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, en su informe del segundo trimestre 2019, Oaxaca es el peor de todos los estados de México a la hora de transparentar los recursos federales que recibe.

En este índice, el gobierno de Oaxaca fue calificado con un 47.1 de 100, siendo su gobierno el último lugar de la tabla que muestra la SHCP.

el gobierno de oaxaca es el peor en transparentar recurso público

Aunado a ello, el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa ha recibido presupuestos históricos que no se ven reflejados en Oaxaca.

En víspera del tercer informe del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, alrededor de 20 presidentes municipales de la región mixteca realizaron una serie de movilizaciones que culminó en la toma de Ciudad Judicial para denunciar el incumplimiento de diversas obras con el argumento de que no tienen recursos.

La inconformidad es porque mientras a las comunidades indígenas de la Mixteca les niegan recursos para sus caminos, centros de salud y cuestiones de seguridad, el gobierno de Murat gastó 8 millones de pesos en un maratón, tres millones para la presentación de la Guelaguetza en la Fórmula 1 y 2.3 millones de pesos para el festival del Día de Muertos que consta de un altar monumental, una comparsa y una feria artesanal.

Los presidentes municipales de San Andrés Cabecera Nueva, Gerardo García Lucero; de Santo Domingo Tonalá, Josué Hernández Castillo; de San Juan Bautista Atatlahuaca, Heriberto Nicanor Alvarado Galindo y de Itundujia, Miguen Ángel Trujillo, manifestaron que esta movilización es por un asunto de gobernabilidad.

No se han cumplido los compromisos del gobernador con nosotros porque lamentablemente todos sus funcionarios no es gente oaxaqueña, más bien son del estado de México y llegan aquí sin conocer la situación de la región y por eso no tienen capacidad de respuesta”, reprocharon.

INVERSIONES

Aunque el gobernador presume que la actividad minera en Oaxaca genera una derrama económica anual promedio de 8 mil 440 millones de pesos y genera nueve mil empleos.

En un comunicado del gobierno del estado destacó que México es un país de vocación minera, es el principal productor de plata en el mundo y Oaxaca es el quinto productor nacional de este metal, con una capacidad para obtener 3 mil 750 toneladas al día con un volumen anual de producción superior a los 10 millones de onzas troy, de acuerdo con cifras emitidas por la Dirección de Minería de la Secretaría de Economía (SE).

Pese a que resaltan la derrama económica de 8 mil 440 millones de pesos no especifican en qué consiste o en qué se aplica, sin embargo, los índices de pobreza en Oaxaca siguen siendo alto con respecto al resto del país.

También presume que Oaxaca es el estado que mayores inversiones tiene por arriba de Nuevo León con los parques eólicos.

Pregunta incómoda
El edil de Juchitán exigiendo cuentas claras.

El 28 de mayo durante la inauguración del parque eólico de la “Energía Eólica del Sur” considerado el más grande de Latinoamérica al instalar 132 aerogeneradores con capacidad para generar 396 mega watts cada uno, y que además cuenta con dos subestaciones y 77 torres y una inversión de mil 200 millones de dólares de la empresa japonesa Mitsubishi, se el Gobernador dijo:

Yo estoy más contento porque hoy es un día de fiesta para Oaxaca porque Oaxaca crece al 3.9 %. Nunca en la historia de Oaxaca habíamos crecido a este ritmo.

Somos el cuarto estado de mayor crecimiento del país. De acuerdo con datos de INEGI también del crecimiento industrial, Oaxaca creció al 11.5 %, somos el segundo estado de mayor crecimiento industrial del país”.

Para reafirmar su dicho dijo: “Para que lo puedan poner en contexto, estamos creciendo seis veces arriba de Nuevo León y 9 veces arriba de la Ciudad de México”, sin embargo, al cuestionarle cuánto pagan en impuestos estas empresas y en qué se invierten, lo irritó no tener respuesta.