Texto: Saúl Salazar/@salazarbalbuena. 
Este trabajo pertenece a Informativo 6 y 7, y se reproduce aquí por medio de colaboraciones con la Alianza de Medios de la red de Periodistas de a Pie.
Encuentra la publicación original en el siguiente enlace: Baile tradicional en Zoquiapan, Silacayoápam, termina en tragedia; deja dos muertos e igual número de lesionados

HUAJUAPAN DE LEÓN, Oaxaca. – Dos muertos e igual número de lesionados, dejó una riña ocurrida en el baile tradicional de las fiestas patronales del municipio de San Sebastián Zoquiapan, del distrito de Silacayoápam.

De acuerdo con el reporte policial, a las 2:40 horas de este lunes, sucedió una riña entre personas del sexo masculino, en aparente estado de ebriedad, quienes sacaron armas de fuego para defenderse.

En el lugar, falleció Miguel E., debido las heridas que presentó por aparentemente recibir dos proyectiles de arma de fuego.

En tanto, al ser trasladado al Hospital Básico Comunitario de Santiago Tamazola, por las tres lesiones producidas por proyectil de arma, perdió la vida Ricardo Daniel S. V., de 32 años de edad.

A dicho nosocomio también canalizaron a los dos heridos, que fueron identificados como: Adán G. R., de 39 años de edad, integrante de los Turicanes del Norte, agrupación que amenizaban el baile.

Dicha persona es originaria del municipio de Acatlán de Osorio, Puebla, y presentaba una herida por proyectil de arma de fuego en el brazo derecho.

La otra persona herida por proyectil de arma de fuego en la pierna derecha, dijo llamarse Sibel Yoselin M. C., de 30 años de edad, originaria del Estado de México.

Personas que acudieron al baile, señalaron a los elementos de la Policía Municipal que los aparentes responsables escaparon con rumbo desconocido.

A la población se apersonaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), a realizar las diligencias correspondientes.

También ordenaron que ambos cadáveres fueran llevados al panteón municipal para la práctica de la necrocirugía, además de que tomaron la declararon de la y el herido.



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA