El presidente Donald Trump arremetió contra los migrantes y las ciudades santuario que los protegen durante su discurso del Estado de la Unión, ante el congreso estadounidense.

“Mientras hablamos se está construyendo un largo, alto y muy poderoso muro”, lanzó el republicano y presumió que ya se completaron más de 160 kilómetros de esta valla y que el próximo año habrá más de 800 kilómetros en la frontera con México.

Destacó los acuerdos que ha hecho con México, Honduras, El Salvador y Guatemala para reducir el flujo de migrantes hacia Estados Unidos.

“Si entraste ilegalmente, serás rápidamente removido de nuestro país”, dijo.

Señaló que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EU ha detenido a miles de migrantes ilegales para mantener seguros a los estadounidenses, sin embargo algunas ciudades – llamadas santuario – deciden ayudarlos.

Aseguró que las políticas de santuarios para migrantes de California y Nueva York han facilitado la protección y liberación de criminales.

“Estados Unidos debe ser un refugio para estadounidenses que cumplen la ley y no para extranjeros criminales”, expuso.

Trump dijo que presentará una propuesta legislativa que permita a las víctimas de delitos cometidos por migrantes demandar a las ciudades santuario.

Aseveró que el sistema migratorio estadounidense será modificado para favorecer a quienes contribuyen en el país con trabajo, respeto por la ley y observancia de los valores locales.

Otro cambio legislativo que dijo buscará – y para lo que pidió apoyo a los legisladores – es impulsar es una ley que impida que los migrantes sin estancia regular puedan tener acceso a servicios de salud gratuitos.

Trump señaló que los legisladores han respaldado proyectos de ley que quebrarían a la nación ofreciendo cuidado médico gratuito a los migrantes, que dijo sería pagado por los contribuyentes.

Esto, expuso, agotaría los beneficios que tiene el Medicare para los ancianos estadounidenses.

Como ejemplo de la crisis que podría causar esto puso a California donde “sus sistemas (de salud) están fuera de control lo que le cuesta mucho dinero a los contribuyentes”.

Un país respetado
Donald Trump inició su discurso destacando que bajo su administración se ha registrado una baja en el crimen, el menor nivel de desempleo del que se tenga registro y una economía fuerte.

Aseguró que Estados Unidos es “un país respetado otra vez” y que se terminaron los años de decadencia económica en los que esa nación fue usado por otros.

Trump dijo que gracias a mejoras regulatorias, Estados Unidos es uno de los mayores productores de gas en el mundo, lo que lo vuelve un país con independencia energética “gracias al trabajo de estos tres años.

Leer más: https://www.animalpolitico.com/2020/02/trump-presume-logros-muro-migracion-mexico-maduro-venezuela-guaido/



SIN COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA