brightness_2
Clima en Oaxaca
22‎°C
Las lenguas indígenas deben sonar en todas las frecuencias radiales de México: Locutor Zapoteca
Por Diana Manzo
14 de septiembre, 2020
Comparte
*Williams Santiago Sánchez es locutor zapoteca de grupo Radiorama en Tehuantepec, Oaxaca.
Diana MANZO /Corresponsal

JUCHITÁN, Oax., (pagina3.mx).- Para el locutor, trasmitir mensajes por la radio  es su pasión y  hacerlo en  su lengua zapoteca lo llena de orgullo.

Williams Santiago Sánchez es locutor bilingüe en la estación de radio comercial “La Poderosa” en Tehuantepec, Oaxaca.

 Y asegura que las lenguas indígenas deben sonar en todas las radiodifusoras de  México como una forma de alfabetización y revalorización de los idiomas.

Williams es un joven de 38 años de edad y que este 14 de septiembre “Día del locutor” cumplirá 20 años de su vida dedicados a la locución en radio comercial.

En ese lapso ha llevado el zapoteco a todos sus programas radiofónicos, porque considera una forma de educar a la audiencia y revalorice sus orígenes.

La radio, como medio de comunicación, no debe ser elitista explica.

Sus primeros pasos

El locutor nacido en Juchitán, Oaxaca, tuvo sus primeras intervenciones radiofónicas en las estaciones “Radio Teka y Radio Hit” de esta ciudad.

Posteriormente ingresó a la XEKZ hace dos décadas. Desde entonces sus programas son bilingües y con una respuesta extraordinaria de la audiencia. 

El joven señala que una lengua nativa no debe solo transmitirse en “radios comunitarias o indígenas” como ocurre, sino en todas, incluidas las comerciales, por que son la identidad de nuestro país.

Cuando habla zapoteco, se imagina que hay mas cercanía con “los suyos”.

Especialmente con las personas que no hablan español pero que merecen estar informadas como cualquier otro ciudadano o ciudadana.

El zapoteco, parte de su ser

“La gente le gusta porque se comunica más rápido, me entiende mucho mejor, se siente aceptado e incluido.

“Además que el zapoteco es una lengua cercana a lo mío, a lo que mis abuelos, mi mamá y mi familia me enseñaron.

“He pensado que a donde vaya, aunque no lleve otra cosa, el zapoteco me acompaña, qué más quiero”.

Williams goza de una buena aceptación.

Confiesa que con el zapoteco la estación de radio ha llegado a más localidades y pueblos de los cuatro puntos cardinales.

Con orgullo manifiesta que hablar una lengua materna a través de un micrófono ha sido una de las mejores decisiones que ha tomado su empresa.

La facilidad con la que domina este idioma la obtuvo desde su infancia.

Sus oídos siempre han escuchado a la gente hablar el zapoteco, pero confiesa que su aprendizaje también ha sido a través de textos en zapoteco para un mejor vocabulario.

Anecdotario

De sus experiencias tiene mucho que contar, pero la más relevante es cuando trasmitió por control remoto la apertura de una tienda departamental de gran prestigio.

Al tomar el micrófono empezó a invitar a los clientes en zapoteco, entonces el gerente le dice que no, que en castellano, y así continuó.

Pero más tarde llega una clienta originaria de San Blas Atempa, Oaxaca, y al preguntarle como se enteró de la apertura, dijo: 

“Escuché a Williams en zapoteco que invitó a esta inauguración y como necesito un colchón, televisión y una sala, vine y pagué en efectivo”.

En ese momento, el gerente le dijo: “A partir de ahora, todo en zapoteco”.

Recuerda también sus orígenes en la locución al lado de sus compañeros 

  • Francisco Vásquez Jiménez, 
  • Jaime Domínguez Cruz, 
  • José Ordaz y 
  • Rey David Ávila, 

a quienes lleva presente como sus maestros de locución.

Sus metas 

Aunque han pasado dos décadas desde que comenzó como locutor, Williams sigue creyendo que lo mejor que ha hecho es privilegiar el zapoteco en sus programas.

“Porque son una forma de mantener viva su lengua madre”, afirma convencido.

Ahora, su próximo reto es hablar la lengua de los huaves “ombeayiüts”.

Son un grupo étnico vecino de los zapotecos y en donde la frecuencia radial tiene muchos oyentes.

“No me cansaré de aprender más idiomas, mucha gente que dice que es mejor el inglés, y les digo:

“¿Para qué?” si mi trabajo lo que quiere es que las audiencias de grupos étnicos no queden limitadas o alejadas de la señal radiofónica por no saber el español, cuando es un derecho estar informado desde la radio”, finalizó.

Desde la cabina, Williams Santiago, locutor que habla en zapoteco a su audiencia.

Acciones desde organismos internacionales

Por su parte, Irma Pineda, escritora zapoteca y representante de los pueblos indígenas ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recordó que en México existe una Ley General de Derechos Lingüísticos.

Entonces, la radio como medio de comunicación pública debe abrirse más y dar cabida a las diferentes lenguas indígenas.

“Es importante reflexionar que las radios son medios de comunicación y como espacios públicos las lenguas indígenas deben estar mas presentes en las radios de todo tipo, sin excepción alguna”.

Apenas en enero de este año, en el marco del “Día de la Radio”, la Unesco México puso contenido en lenguas indígenas.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) lo puso a disposición de 1,500 frecuencias de uso comercial, 140 radios comunitarias y 18 indígenas.

Con el objetivo de que las lenguas indígenas estén presentes en los medios de comunicación privados, públicos, comunitarios e indígenas.

Como herramientas clave para fomentar la diversidad, la inclusión social, la alfabetización, y la reducción de la pobreza.

Comparte