brightness_5
Clima en Oaxaca
22‎°C
Mujeres al Congreso: La política no es para mujeres, le dijo su padre; hoy es diputada electa
Por Paulina Ríos Olivera
02 de agosto, 2021
Comparte
  • *Le gustaría dirigir la bancada parlamentaria de su partido, el PRI, en la LXV Legislatura local. “Ganar en territorio tiene que contar para ello”, afirma Liz Concha, la única candidata priista que ganó una curul por voto directo.

Paulina RÍOS

OAXACA, (pagina3.mx).- Con un pie en el Congreso del Estado y a punto de poner el otro dentro, Liz Concha llega decidida “a hacer un buen papel” en la LXV Legislatura local.

Lizbeth Anaid Concha Ojeda, Liz Concha, como es mejor conocida, se convirtió en la única candidata del otrora partidazo que ganó una curul por la vía del voto directo el 6 de junio pasado.

Pese a la impugnación que tiene su triunfo y que aún no es resuelta por el Tribunal Estatal Electoral de Oaxaca (TEEO), ella ya se prepara para su próximo encargo.

Y como única mujer triunfadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI) por voto directo, Distrito 04 con sede en Teotitlán de Flores Magón, busca hacer valer este triunfo.

Segura de sí misma, en entrevista con pagina3.mx, Liz Concha manifiesta que se siente muy orgullosa de esa victoria electoral.

“Yo creo que ahí es cuando te das cuenta de que todo el trabajo y el esfuerzo que le dedicamos en la atención en el recorrido de las comunidades rinde frutos.

“Nos damos cuenta que la ciudadanía está haciendo evaluaciones de sus candidatos, qué tipo de funcionarios y representantes populares quiere.

“Pero hoy, ser la única mujer del partido que ganó por territorio y además representando a esta nueva generación de jóvenes que queremos incidir en nuestra región y nuestro estado, la verdad es de mucha satisfacción”, comenta.

Pero sobre todo -reconoce-, de gran responsabilidad, de mucha responsabilidad de cumplir mis compromisos y ser la voz de esas mujeres en todo el estado y de la juventud también.

La violencia política, desde casa

Con 35 años de edad recién cumplidos, comenta que para ella el camino para hacer política no ha sido fácil a pesar de que la ha vivido desde muy pequeña.

Al ser hija de Elpidio Concha cualquiera pensaría que tenía el camino allanado; sin embargo, él mismo no quería que yo me involucrara, por ser mujer, recuerda la diputada electa.

Él pensaba y quería que a mis hermanos les gustara la política y a ellos sí los llevaba, pero a ellos no les gustaba.

Tuve que abrirme camino sola, así fue al principio, ya después fui encontrando respaldo de algunos amigos. Al principio mi papá no estaba de acuerdo.

Eso es algo que yo creo que se nos tiene que ir quitando. Por eso estoy muy contenta de que hoy esté en este lado, porque él me decía: “La política no es para mujeres”.

Algunas personas todavía le dicen que “ahora las mujeres están queriendo participar más y yo les digo, no, no, no, siempre; las mujeres siempre han querido participar”.

“Siempre hemos querido estar involucradas en las decisiones de nuestro entorno, porque la verdad, la percepción de las mujeres de nuestro contexto es mucho más amplio que la de los hombres.

“Pensamos en nuestra familia, pensamos en lo que le está pasando a nuestra comunidad.

“Y hoy, ya con estos cambios  que nos favorecen en la Constitución, podamos tener mayores oportunidades de tomar decisiones en favor de nuestro entorno, y qué mejor que hacerlo con mucha responsabilidad y compromiso.

“Eso es algo que tenemos que asumir y no ocupar nada más el espacio”, afirma decidida la próxima legisladora, quien lo logró después de tres intentos.

Liz refiere que la primera vez que se registró, su partido no la dejó participar.

La segunda vez que lo hizo, el PRI sí la dejó participar pues sabía que perdería, por el efecto AMLO.

“En ese momento veníamos con un efecto de Morena muy fuerte, venía el presidente Andrés Manuel en la boleta y nos quedamos abajo como por seis mil votos.

“Sin embargo, pues eso, al contrario de sentirme mal o de derrotada, me fortaleció, porque ya sabemos dónde están los errores y sabemos qué es lo que se tiene que fortalecer y nunca abandonamos el territorio.

“La tercera fue la vencida y sí, fue un trayecto muy largo, de mucho esfuerzo y yo creo que no solo es mío, es de todas las mujeres que han querido aspirar.

Las aspiraciones políticas de Liz Concha

Pero su aspiración no se queda solo en ser la voz de las personas en la tribuna, quiere hacerlo con poder, desde donde verdaderamente se toman las decisiones.

“La verdad es que estamos en una sociedad en la que todavía tenemos que luchar mucho para conseguir esos espacios y, sobre todo, para que los consigamos como los merecemos”.

Segura de sí misma y con pleno conocimiento de su formación académica y vocación política, externa lo que busca en la siguiente Legislatura local.

Las mujeres que vamos a estar en la próxima legislatura tenemos experiencia, todas hemos estado en la función pública federal o estatal, señala sobre quienes serán sus compañeras de bancada y de partido.

Obviamente, el reconocimiento al territorio, al esfuerzo, se tiene que medir, señala en referencia a su triunfo por voto directo que ninguna de quienes serán sus compañeras y compañeros de bancada tienen.

-Yo busco un lugar donde pueda seguir participando, impulsando, no nada más de mi distrito, sino también al estado. 

-Y sabemos que esas posiciones, donde tienes más incidencia y toma de decisiones, son muy importantes; sobre todo, para que no nos dejen atrás en un momento dado.

-Afortunadamente esta Legislatura es de mayoría de mujeres y yo espero que sin importar los colores (de partidos) nos podamos poner de acuerdo para tener una agenda legislativa a favor de las mujeres, exhorta.

La agenda de mujeres, de suma importancia y de alta responsabilidad: Liz Concha

Considera que si la próxima legislatura será mayoritariamente femenina, “pues tengamos una agenda donde podamos asignar presupuestos reales para que las acciones puedan verse aterrizadas en los municipios.

A nivel personal, reconoce que es ahora cuando inicia realmente su carrera política, pero eso no la arredra.

“Como cualquier persona, pues siempre aspiro a seguir creciendo.

“Voy a estar buscando las oportunidades que mi partido pueda darme, obviamente con el respaldo de mi trabajo y la experiencia de haber sido la única mujer que ganó en territorio.

“Pero además, haciendo acuerdos, porque de eso se trata la política; acuerdos también con las legisladoras de los otros partidos, que podamos sentarnos para hacer agendas conjuntas para la juventud y para las mujeres”.

Punto de inflexión

-Pero, ¿te gustaría dirigir tu bancada?

Por supuesto que sí, yo creo que a todos, responde de inmediato, sin pensarlo, mientras el rostro se le ilumina con una amplia sonrisa y sus enormes ojos se abren aún más.

Claro que se aspira a eso, a ser coordinadora, ser presidenta de una comisión, presidenta de la mesa directiva, responde enseguida con el mismo apasionamiento.

Cualquier posición, yo voy a saber aprovecharla, voy a dar mi mayor capacidad, dice.

Yo lo que quiero es estar en esas posiciones donde podamos tener mayor fuerza para decidir, en las que nosotras percibimos que ya se tienen que cambiar, manifiesta en clara alusión a los señalamientos de que Alejandro Avilés nuevamente tomará la coordinación parlamentaria del PRI.

“Todavía es muy pronto, se empiezan a tomar decisiones por allá de septiembre, pero por supuesto saben que Liz es una diputada inquieta y que por supuesto quiero tener un espacio donde pueda seguir creciendo”, advierte.

Así, directa, sin tapujos y con la fuerza juvenil y el apasionamiento por la política que le caracterizan, la también Maestra en Administración precisa que puede cumplir sus objetivos.

Como lo hizo en la función pública federal, cuando Héctor Pablo Ramírez Puga le dio la oportunidad de trabajar en Liconsa y empezó desde abajo y donde a fuerza de constancia y trabajo fue escalando posiciones.

“Un día le dije en broma a Héctor Pablo: Ya solo me falta ocupar tu puesto, eh! Así que no te descuides”, rememora entre risas la oriunda de Cuicatlán al concluir la entrevista.

Comparte