Artista zapoteca homenajea con exposición de arte y naturaleza a Vicent Van Gogh

0
61

Diana Manzo

Unión Hidalgo, Oax.- “Sonoro Colorido” es una fusión de arte y naturaleza y en estos elementos se inspiró el artista zapoteca Pedro Hernández para rendir un homenaje al neerlandés Vicent Van Gogh, uno de los pintores más talentosos que ha tenido el mundo.

Admirador de Van Gogh, Hernández usó la técnica del acrílico usando los trazos del artista, así como su rítmica y manchas multicolores, pero lo mejor fue la conexión con la naturaleza y la madre tierra, a través de frutos de un árbol endémico, el huanacaxtle.

Es demasía la inspiración que el artista zapoteca resaltó en su obra el paisaje trágico de la vida del pintor holandés, cuando en una discusión con su colega Gauguin perdió el sentido mental de la vida, desprendiéndose parte de la oreja izquierda.

“Lo admiro mucho, que en un momento de observar los árboles que me rodean encuentro similitud con las vainas del Huanacaxtle, un árbol nativo, del cual observé las pequeñas vainas en forma de oreja y así comencé a plasmar la vida de Van Gogh en ellas”, expresó.

El arte y la naturaleza van de la mano explica el artista de 34 años de edad, quién ha innovado su arte usando elementos orgánicos, pero también que inciten a la reflexión, por ejemplo, usando botes creó instrumentos musicales de una orquesta.

«Sonoro Colorido»,  explica Hernández, es un vínculo de su etapa como pintor, resaltando el entorno natural, los componentes y lo mejor, la vida misma. Toda la exposición fue autónoma y elaborada por sus propios recursos económicos, incitando así al arte independiente.

La exposición consta de 15 piezas “orejitas” fue inaugurada por la maestra y cuentacuentos Felipa Noriega y se encuentra en el café galería “Tiramisú de Limón”, en donde quedará expuesta para el público en general.

“A propósito de la conmemoración por un aniversario sobre la vida y obra de Vincent Van Gogh, entonces surge entonces su historia un fuerte paralelismo con la simbología de su oreja perdida y yo al encontrarle en las vainas del árbol endémico de nuestra región de nombre huanacaxtle ,que de su significado en náhuatl parece ser «el árbol que produce o da orejas», de ahí que mi espíritu creador me motiva también a evocar al maestro ermitaño y melancólico en una serie de pinturas”.

Pedro Hernández lleva más de una década impulsando el arte independiente en esta comunidad zapoteca, creó un espacio al que nombró”Picasso para niños”, también ha visibilizado los oficios a través de murales y continuamente comparte su enseñanza con la comunidad infantil, asegura que el arte es sabiduría y es un complemento para intercambiar ideas que propicien ambientes sanos en la vida emocional de los menores.