4 años y la justicia no llega para Calixto Pedro, líder ayuujk asesinado en Guichicovi, Oaxaca

0
27

Diana Manzo

Guichicovi, Oax.- Su voz se entrecorta cada vez que pronuncia el nombre de su padre Calixto Pedro Guillermo, un líder comunitario y magisterial ayuujk (mixe) asesinado hace 4 años en San Juan Guichicovi, Oaxaca.

La noche del 8 de julio del 2018, Calixto Pedro Guillermo fue asesinado a machetazos a 150 metros de su hogar. Una persona fue detenida en ese momento, pero liberada horas después, sin que los familiares conozcan los motivos, pues las autoridades de justicia hasta el día de hoy no dan explicaciones.

Detrás del teléfono, su hijo José Stalin Pedro Cruz narra cómo la justicia ha sido injusta con su padre y su familia, pues no hay resultados y tampoco se conoce a los autores ni materiales ni intelectuales.

Profesor de oficio y líder comunitario por pasión, Calixto de 54 años de edad era delegado sindical de la zona 221 de la Sección 22 de la CNTE en la población de Boca del Monte, Oaxaca .

Aunque ya no militaba dentro de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (Ucizoni), fue uno de sus fundadores.

Calixto era activista de los derechos humanos y brindaba acompañamiento legal a quienes se lo pedían.

Carismático y buen hombre, así lo recuerda su hijo José Stalin. “Era una persona muy bondadosa, no se peleaba con nadie, además también era defensor de la lengua ayuujk, mi padre amaba la vida y se la arrebataron”.

***Cadena de omisiones para Calixto***

“Han pasado cuatro años y hay muchas omisiones”, describe José Stalin al reconocer que la noche que asesinaron a su padre, su mamá estaba sola, entonces creen que las autoridades la presionaron para firmar su denuncia por ser mujer e indígena.

Reconoce que cuando una mujer queda viuda, parece que se le acaban sus derechos, porque además del asesinato de su padre, también ha sufrido violencia simbólica, por ejemplo, las autoridades creen que pueden usar el territorio a su antojo.

“El asunto de mi padre está más enredado que el quesillo” enfatiza al reconocer que la carpeta de investigación no está bien integrada, y además llena de omisiones, específicamente en las declaraciones de su mamá.

“Esa noche del asesinato de mi padre, mi mamá estaba sola, porque mis hermanos y yo nos encontrábamos en diferentes lugares (Oaxaca, Chiapas y Ciudad de México), cuando llegué en la madrugada, ví que las autoridades ya le estaban haciendo la autopsia a mi padre dentro de la misma casa», describió.

El joven ayuujk piensa que su madre recibió presiones para firmar su declaración, porque ve omisiones.

“El ex fiscal Rubén Vasconcelos y el ex secretario de gobernación, Anuar Mafud, ambos nos llamaron para decirnos que darían con los asesinos, hoy ya no están y no hay justicia para mi padre”, reafirmó.

Calixto estaba a meses de jubilarse y su intención era dedicarse a la defensa de los derechos humanos de los suyos, era un hablante apasionado de su lengua, porque años atrás fungió como Asesor Técnico Lingüístico en la zona mixe del Istmo de Tehuantepec.