El último clavo

0
79
ERNESTO REYES

Las difíciles condiciones de la vida de las y los mexiquenses –algunas de ellas me constan- permite comprender que el gobernante “grupo Atlacomulco” los ha dejado muy cerca de la miseria.

Aunque a la entidad se le presuma como “el granero del país” y la zona más industrializada del centro de la República, se carece de agua suficiente; la inseguridad y los asaltos son el pan de cada día y las mujeres son el blanco de la delincuencia. Todo ello resultado de nueve décadas de malos gobierno: corruptos e ineficientes.

El estado de Oaxaca es uno de los principales expulsores de mano de obra, con destino al Edomex, por lo que no es extraño que ciudades de la zona oriente estén pobladas de gente procedente de nuestra entidad. Quien conozca Chalco, Solidaridad, Los Reyes la Paz y Ciudad Nezahualcóyotl, entre otras, podrá advertir la influencia de la comunidad oaxaqueña, misma que se manifiesta en los sectores económico y político.

Algunos oaxaqueños han gobernado algunas de estas ciudades o se han hecho legisladores o dirigentes partidistas. Tal es el caso del senador Higinio Martínez quien, al no alcanzar la nominación a la gubernatura, funge como asesor de la profesora Delfina Gómez. Ésta se hace acompañar deotro exaspirante, Horacio Duarte, operador electoral de Andrés Manuel López Obrador en anteriores campañas.

Todavía no se acababan de digerir las últimas encuestas que le dan a la candidata morenista holgada ventaja, cuando estalló una “bomba” periodística que hundirá aún más el malogrado barco de la candidata del PRIAN, Alejandra de Moral. Esta mujer ha presumido un expediente blanco y se hace llamar la candidata “valiente”, pero no contaba con que al cierre de su campaña iban a ventilarse sus vínculos con actos graves de corrupción.

El trabajo de investigación iniciado por María Teresa Montaño (The Observer, Periodismo Verificador del Discurso Público) y concluido mediante el concurso de periodistas del diario británico The Guardian y OCCRP, convocados por Fordibben Stories, consistió en revisar 40 contratos de 15 empresas que fueron utilizados para simular pagos y entregas, contratar servicios inexistentes y adquirir productos que no fueron entregados en su totalidad.

El reportaje explica un modus operandi parecido al de la “Estafa maestra” que llevó a la cárcel a Rosario Robles, utilizando empresas fachada con direcciones falsas y todo un entramado para desviar 5 mil millones de pesos de las arcas mexiquenses. Tan fuerte pegó dicha revelación a la aspirante tricolor, que el mismo miércoles canceló entrevistas y actos de cierre de campaña, pues su cuarto de guerra estaba sin saber qué hacer para refutar los señalamientos.

Ante la escasa difusión del tema por parte de los grandes consorcios informativos que aplicaron silencio o auto censura para evitar que la gente se enterara, miles de publicaciones rápidamente inundaron las redes sociales, exigiendo que la candidata de Va por el Edomex ofreciera una explicación.

El reportaje revela que en 9 de los contratos otorgados a empresas que cuentan con direcciones fiscales ficticias, en ciudades lejanas al Estado de México, está involucrada la candidata priista porque coincide en el tiempo cuando ella fungía como secretaria de Desarrollo Social del gobierno de Alfredo del Mazo. Otro tanto le corresponde al actual presidente del tricolor, su antecesor en dicha dependencia.

En caso de influir el escándalo en quienes acudirán a las urnas, se estaría colocando el último clavo sobre el ataúd dela soberbia priista mexiquense que está a punto de perder el control político de la entidad con el mayor número de electores. Si es derrotado el PRI, aunque retengan a su favor el estado de Coahuila luego de los errores de Mario Delgado, el impacto será brutal porque quedaría como un partido testimonial, casi al nivel de Movimiento Ciudadano, con solo dos gubernaturas cada uno. ¡Ánimo, amigos mexiquenses! Se les va a hacer derrotar al dinosaurio.

Corrupción en el magisterio

Mientras tanto en Oaxaca, el gobierno de la 4T está obligado a poner las pruebas sobre la mesa, tras denunciar graves actos de corrupción del anterior comité de la sección XXII,como recibir 20 millones de Alejandro Murat para organizar la Guelaguetza popular, según el titular del IEEPO. Dadas las rencillas de grupos y corrientes, la gremial está cayendo en la trampa del divisionismo, antes de investigar por cuenta propia la veracidad de lo propalado, y luchar unidos. El pueblo agradecería, por otra parte, que se transparentaran los “apoyos” gubernamentales otorgados a las dirigencias y a los líderes en particular, y se instrumenten las denuncias correspondientes. Que se integre al pliego petitorio.

@ernestoreyes14

-0-