Pedro MATÍAS

OAXACA, Oax. (pagina3.mx).- Continúa la batalla entre el gobierno de Gabino Cué y los opositores al Centro Cultural y de Convenciones en el cerro del Fortín que encabeza el pintor Francisco Toledo.

Ahora, Cué movilizó a un sector empresarial para defender su proyecto, muchos de ellos identificados con el PRI, mientras que Toledo y los ambientalistas le recriminaron que “el gobierno no es dueño de nada, son de la ciudadanía porque (los proyectos) se hacen con sus dineros”.
Y mientras se libra esta batalla mediática, el gobierno de Oaxaca reiteró su decisión de llevar a cabo Centro Cultural y de Convenciones porque “permitirá reactivar este sector, al ser catalogado como necesario y estratégico para el desarrollo de la actividad turística.
Sociedad civil respalda construcción del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca
Desde la cuenta del Gobierno del Estado emitieron un comunicado en el que empresarios, locatarios, transportistas y representantes de las cámaras de la construcción apoyan el proyecto que beneficia directamente al secretario de Turismo, José Zorrilla.
En contraparte, ambientalistas, académicos y artistas que integran el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de Los Chimalapas se sumaron la exigencia de la cancelación definitiva del proyecto de construcción del Centro de Convenciones de Oaxaca en el cerro del Fortín

[pull_quote_center]También exigieron al gobernador Gabino Cué que aclare públicamente y “le diga al pueblo de Oaxaca, en qué consiste y quiénes integran la supuesta ‘mano negra’ que opera “de forma extraña”, detrás de movimientos civiles de resistencia pacífica como el que encabeza el maestro Francisco Toledo”.[/pull_quote_center]

 

Tal como lo hizo Ulises Ruiz Ortiz previo al conflicto sociopolítico de 2006, Cué movilizó a los representantes de organismos empresariales, transportistas, taxistas, comerciantes, locatarios de mercados, artesanos y vecinos de las colonias aledañas al Cerro del Fortín que nunca han aportado nada en beneficio de “la cultura” dieron una conferencia de prensa para expresar su apoyo a este proyecto.
Mientras que en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca otro grupo encabezado por el pintor Francisco Toledo que ha generado una efervescencia cultural en esta capital con el rescate del ex convento de Santo Domingo, el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca, el Centro Fotográfico “Manuel Álvarez Bravo”, el Taller Arte Papel Oaxaca y el Centro de las Artes de San Agustín, insistió en que seguirán dando la batalla.
Durante el evento denominado “Somos más lo que queremos el Centro Cultural y de Convenciones”, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC)-Delegación Oaxaca, Onésino Bravo, señaló que “el Centro de Convenciones es una necesidad que tenemos quienes dependemos directamente del turismo; las críticas siempre se hacen en momentos buenos o malos, pero es hora de que la sociedad tome decisiones y asuma la responsabilidad de apoyar un proyecto que a futuro tendrá enorme beneficios para toda la entidad”.

[pull_quote_center]“Estamos de acuerdo en que se realice este Centro Cultural, porque no solo queremos depender de la Guelaguetza o de las temporadas vacacionales, sino necesitamos mayor turismo durante todo el año. Este proyecto sin duda, permitirá dejar a nuestros hijos un Oaxaca más próspero”, aseveró a su vez el Presidente de la Unión de hoteles del Estado de Oaxaca, Jaime Bautista.[/pull_quote_center]

 

En su oportunidad, el Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC)-Delegación Oaxaca, Orlando Hernández Montes, expresó que con la afluencia de más de 26 mil congresistas que se espera, este proyecto reactivará la industria de la construcción, y con ello, la generación de más empleos y mejorares condiciones salariales de miles de familias oaxaqueñas.
Cabe señalar que Oaxaca es uno de los 4 estados del país que no cuentan con un Centro de Convenciones, junto con Tlaxcala, Colima y Nayarit; y su construcción podría generar una afluencia de 26 mil 600 congresistas y pasar de una derrama de 50 millones de pesos a 485 millones de pesos en derrama económica.
La obra será ejecutada por el Fideicomiso para el Desarrollo Logístico del Estado de Oaxaca (FIDELO), cuyo titular es pariente del secretario de Turismo.
.