Periodistas bajo ataque del crimen organizado; desde “La Mañanera” se sigue incitando al odio contra la prensa mexicana

*-En cifras, van 14 colegas asesinados en 2022, nadie hace nada.

0
55
María de los Ángeles Nivón / Primera Línea

Al llegar al sexto aniversario de la fundación del portal Primera Línea Mx, queremos hacer un paréntesis, porque es importante decir que hoy por hoy, como jamás en la historia de este país, el trabajo periodístico y la libertad de expresión se ven gravemente amenazados por la imparable violencia y el discurso de odio contra periodistas atizado desde “La Mañanera”.

Van 14 periodistas que caen abatidos por las balas en este 2022, una cifra alarmante que minimiza el gobierno de izquierda comandado por Andrés Manuel López Obrador, quien sigue colocando a las y los reporteros que no comulgan con sus ideas, en el centro de los ataques del crimen organizado.

Solo por citar un ejemplo, lo último que soltó desde su púlpito cuando se registró la escalada de violencia en los estados de Guanajuato, Jalisco, Chihuahua y Baja California, donde se desató la balacera, quema de tiendas de autoservicio, vehículos incendiados, bloqueos y decenas de muertos, AMLO dijo que no hubo tanto como lo difundieron los medios y que éstos los de línea conservadora, magnifican los hechos. Que fueron actos meramente propagandísticos.

No hay peor ciego que el que no quiere ver.

No es posible señor presidente que a una zona de guerra le llame acto de propaganda del crimen.

¡Es insólito!

Que esa violencia, justificó, es parte de una campaña en su contra, son “calumnias lamentables que demuestran la decadencia en el ejercicio del periodismo” y fue más allá al soltar: “es una de las peores épocas, es la decadencia del periodismo servil al régimen”.

Pero antes, en innumerables ocasiones calificó a las y los periodistas críticos de “chayoteros, fifís, conservadores, doble cara, hampones, fantoches” y un sin número de calificativos que ha puesto en grave riesgo la vida de las y los reporteros, mientras que a quienes lo elogian en “La Mañanera”, los agasaja y justifica, aunque solo sean una aberrante caricatura.

Pero, además, no somos las y los periodistas quienes manejamos información errónea, el papel de la prensa, es precisamente ser portavoces de lo que ocurre en el país, nadie está inventando nada, la violencia es una realidad y lo único que hicieron los medios fue difundir lo que ocurría en esos cuatro estados, donde los cárteles se disputan las plazas y territorio, aprovechando justamente la ausencia del gobierno federal para impedirlo, frenarlo.

Aquí son dos asuntos muy graves y alarmantes que ocurren: las y los ciudadanos, gente civil a merced de la delincuencia organizada. Hay pánico hasta de ir a un Oxxo o algún centro comercial, principalmente en esos estados, ante el temor fundado de las personas de ser el blanco de ataques de los criminales.

Y la otra, que sigan culpando a la prensa por difundir los hechos. ¿Pues que quiere?, que callen a los medios, que solo se digan cosas bellas y hermosas, como en los cuentos de hadas, ese no es el papel de los periodistas, cuándo lo va a entender un personaje de izquierda que fue un excelente candidato y hoy se ha convertido en un gobernante de horca y cuchillo.

La prensa no es el enemigo a los que hay que exponer y poner contra la pared, los enemigos son la violencia que está sin control, donde vemos a un gobierno casi de rodillas justificando todos los actos violentos, entienda presidente, su deber es velar por la seguridad y el bienestar de las y los mexicanos.

Usted que durante muchos años luchó y caminó con un discurso de respaldo a los más pobres, de justicia, de castigo a la corrupción, el que hoy está en la silla presidencial es un perfecto desconocido que tiene al país en un vilo y por donde le busquemos, en materia de salud, educación, bienestar, a las mujeres las siguen matando, lo que más le ha funcionado es la lana que le da a las personas de la tercera edad y a los jóvenes construyendo el futuro, son los más felices.

Pero el gran grueso de la población hoy empieza a inquietarse y su talón de Aquiles es la inseguridad.

Porque cualquier grupo delincuencial puede tomar una ciudad a la hora que se le pegue la gana, saben que no les harán nada, las fuerzas del orden no los van a interceptar, la guardia nacional de lejecitos son simples observadores de los desastres.

Al entrar a su cuarto año de gobierno, es importante pues, que AMLO haga un viraje en la conducción de su administración, los discursos de odio no lo han llevado a buen puerto, al contrario, se ha acrecentado la violencia contra la población y más aún contra las y los periodistas, a los que siguen matando.

El último periodista encontrado sin vida, después de estar reportado como desaparecido desde hacía una semana, fue Juan Arjón López, también fue asesinado y con él suman 14 los colegas acribillados.

El camino que hoy recorremos quienes nos dedicamos a la noble labor del periodismo se convirtió en el más peligroso en este país, sería muy lamentable para la sociedad en general que callen a la prensa, porque atentan al libre ejercicio de la libertad de expresión y al derecho que todos y todas ustedes tienen para estar debidamente informados.

Ojalá que esta pesadilla que hoy vivimos las y los reporteros se termine ya de una vez por todas, insistimos, nosotros no somos enemigos de nadie, y no es nuestro papel halagar a gobiernos en turno. Nuestra responsabilidad es informar con veracidad y objetividad de los hechos que se registran diariamente.

Esperamos lo entienda el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Y finalmente, en este contexto de violencia que hoy vivimos y en el sexto aniversario de Primera Línea Mx, agradecerles a ustedes estimada audiencia por su acompañamiento y también por sus críticas, para nosotros siempre serán bienvenidas porque son constructivas.

¡GRACIAS!

CORREO: nivoni66@gmail.com

TWITTER: @Gelosnivon

FACEBOOK: María Nivón Molano

FAN PAGE: Primera Línea MX