“Una disculpa no nos devuelve a Bruno Avendaño, tenemos derecho a la verdad” exige Lukas, hermano del marino desaparecido en Oaxaca

0
67

Diana Manzo

Tehuantepec, Oax.- Lukas Avendaño, artista y performance zapoteca lo único que exige es la verdad sobre la desaparición forzada y crimen de su hermano, el marino Bruno Alonso Avendaño Martínez ocurrido el 10 de mayo del 2018, para él es importante que la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO)  reconozca su responsabilidad y que este tipo de hechos no lo viva ninguna familia más.

Para él, “la verdad y justicia”  no significa una “ disculpa pública”, cuya propuesta ordenó cuatro años después la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

En el documento, la DDHPO señala que el estado debe reconocer públicamente su responsabilidad por la desaparición y crimen de Bruno Avendaño, un joven de  34 años de edad,  quién era policía naval general de la Secretaría de Marina.

Además señala que el acto debe darse en un plazo no mayor a 30 días hábiles. El documento fue emitido por Samuel Jiménez Acevedo, coordinador regional de oficinas regionales de la DDHPO.

Desde su hogar en Tehuantepec, Oaxaca, Lukas Avendaño puntualiza que una disculpa pública de la Fiscalía Oaxaqueña por las violaciones sistemáticas que él y su familia viven, no les devolverá a su hermano Bruno, y tampoco resuelve nada, sin embargo, podría ser un precedente de verdad y justicia para la no repetición de estas violaciones a otras familias de México.

“Más que una disculpa, lo que deseamos es que ninguna familia tenga que pasar por esta experiencia que hemos vivido, la autoridad debe actuar pronta, expedita, acuicosa, técnica y profesional, cosa que no hizo durante la desaparición de Bruno y tampoco ahora que exigimos nuestro derecho a la verdad»enfatizó.

Agradecido por todo el acompañamiento que ha recibido él y su familia, Lukas espera que la Fiscalía de Oaxaca al menos reconozca su responsabilidad, eso dijo “Sí sería trascendental e histórico, y no una simple disculpa como un resquicio de un pacto colonial, es decir, una simulación”.

Recalcó que el estado simula, mientras la violencia institucional se perpetúa se repite y estas violencias no cesan con las disculpas públicas, que más bien son, una forma de posicionarse políticamente ante la opinión pública, cuando de antemano son sabedores de sus omisiones, declaraciones e irregularidades incurridas sistemáticamente.

“Nosotros lo que exigimos es la no repetición y el derecho a la verdad, sí el estado hace caso omiso a esta recomendación de la Defensoría, entoces el estado será el primero en violar los derechos fundamentales y los derechos humanos y nosotros como ciudadanos el objetivo de su violencia institucional, y eso es injusto e inhumano», agregó.

El artista zapoteca precisó que la violencia institucional de la Secretaría de Marina (Semar), de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO), de la Fiscalía General de la República, de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos  (CNDH) no cesa desde el 10 de mayo del 2018 cuando reportaron la desaparición de su hermano.

“Es una cadena de violaciones las que hemos vivido, pero acá estamos resistiendo y eso gracias al acompañamiento de personas justas, de amigos y familiares, de colectivas, de nuestra persistencia, porque no aceptaremos nunca que las personas en México sean desaparecidas  y las encuentran muertas, asesinada, esos son crímenes que no deben ocurrir, y ahora para simular su responsabilidad en el delito pluriofensivo de la desaparicion ¿Pedirán disculpas?, concluyó.

Fotos cortesía de Lukas Avendaño